El juez Claudio Bonadio ordenó embargar el 20% del sueldo de diputado de Julio De Vido. La primera etapa del juicio por la tragedia de Once mantuvo indemne a Julio De Vido. Pero apenas se dictaron las sentencias, se inició una nueva investigación, focalizada en la eventual responsabilidad del exministro de Planificación Federal. Y Bonadio no demoró en procesarlo. En paralelo al procesamiento, el juez trabó un embargo por 600 millones de pesos. No obstante, el exfuncionario aseguró no poseer bienes por ese monto. Fue entonces que la Oficina Anticorrupción (OA), aceptada como querellante en la causa, propuso embargarle el sueldo que recibe como diputado. La petición del organismo que dirige Laura Alonso requería a la Dirección de Administración de la Cámara Baja que "informe si percibe sus haberes ante ese organismo y, en caso afirmativo, proceda a trabar embargo sobre los mismos hasta cubrir la suma". Fuentes de la OA confirmaron que el juez accedió a ese pedido. El magistrado ordenó además rastrear los bienes que pertenezcan al exministro para afectarlos al embargo. Para ello, se enviarán oficios a los registros de la propiedad inmueble de todas las provincias, al Registro Nacional de la Propiedad Automotor y a todos los organismos vinculados a bienes registrables.
Además, dictó la inhibición general de bienes a su respecto y pidió al Banco Central que bloquee sus cuentas bancarias. De modo que el exministro no podrá disponer libremente de ello.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora