Los senadores provinciales podrían tratar hoy un proyecto de ley que propone crear 19 juzgados de paz para resolver problemas en localidades donde no existen los tribunales tradicionales. La iniciativa, sin embargo, genera debate porque suprime en estos lugares la mediación obligatoria que rige en el resto de la provincia.
El proyecto de ley fue redactado por la Corte de Justicia de Salta. La polémica se origina en el artículo octavo, que establece que "se excluirán de la mediación obligatoria los procesos que se tramiten en los juzgados de paz".
"Sería un retroceso terrible para una provincia como Salta, que es un ejemplo para el país en la aplicación de la cultura del diálogo para resolver los conflictos. Pensamos que la mediación debería coexistir con los juzgados de paz", señaló a El Tribuno Mariela Rodríguez Zoni, integrante de AmeSa (Asociación de Mediadores de la Provincia de Salta)
En Salta, la Ley 7.324 establece que es obligatorio que las partes se sienten en una mesa de conciliación para tratar de llegar a un acuerdo antes de iniciar un juicio civil.
La iniciativa de la Corte de Justicia cambiaría esta condición en las localidades donde haya juzgados de paz y los profesionales de la mediación temen que sea un primer paso para modificar las reglas de juego en el resto de la provincia.
Los jueces de paz son funcionarios que pueden no ser abogados y tienen el rol de intervenir para dirimir controversias en las localidades alejadas de los juzgados provinciales.
Fuentes del Poder Judicial indicaron que el proyecto de ley busca agilizar la resolución de los problemas en los parajes aislados, donde es complejo que los pobladores se trasladen a un centro de mediación o a un tribunal.

Dudas

En la provincia hay 80 centros de mediación y algunos podrían perder sentido si dejara de aplicarse la instancia de conciliación en las zonas del interior donde haya jueces de paz.
El proyecto estaba incluido en el acta de labor parlamentaria de la Cámara de Senadores para hoy, si bien anoche trascendió que podría volver a comisión ante la polémica que se generó en torno al tema.
AmeSa presentó una nota en la Legislatura para reclamar que se analice detenidamente la iniciativa. "El proyecto en cuestión es objetable en cuanto, de no hacerse las modificaciones adecuadas, deja al instituto de la mediación al margen de la sostenida política pública que el Gobierno de la Provincia aplicara para mantenerlo... sobre todo en el interior de la provincia, donde es el primer escalón de acceso a la Justicia", sostiene el texto.
Además, el escrito plantea: "¿Qué pasaría en las localidades donde no se creen juzgados de paz? ¿Existiría la mediación obligatoria? Si así fuera, esto vulnera los derechos constitucionales de los ciudadanos, creando desigualdad".
La propuesta ya se analizó en la comisión de Legislación General, Trabajo y Régimen Previsional de la Cámara de Senadores.
"Somos reconocidos porque fuimos pioneros en Argentina en la aplicación de la mediación. Esperamos que se pueda reconsiderar esta situación", manifestó Mariela Rodríguez Zoni.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...