La Cámara de Diputados llevaba adelante esta tarde una maratónica sesión para debatir proyectos de leyes clave para el Gobierno, como el régimen de inversión privada (PPP), los superpoderes y el Presupuesto 2017. Tras realizar una larga serie de cambios en comisiones a ambas iniciativas impulsadas por el oficialismo, los legisladores iniciaron la sesión con un fuerte debate sobre ley del contrato de Participación Público Privada (PPP). En un áspero arranque de sesión, se cruzaron varios temas como el aumento de 47% de las dietas de los legisladores y el pedido de Naciones Unidas para que sea liberada la dirigente social Milagro
Sala, detenida en Jujuy desde principio de año. El cuerpo legislativo rechazó por 112 votos en contra y 104 a favor la moción del diputado Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda, para que se anule el reciente aumento de las dietas de los legisladores. El diputado Daniel Lipovetzquy (Cambiemos) fue el encargado de defender luego el proyecto de ley sobre participación público privado y advirtió que si el Estado 'no cuenta con el aporte del sector privado va a ser difícil cumplir con los objetivos de obra pública del gobierno'. Explicó que el actual régimen de ley de obras públicas 'no va a alcanzar para solucionar los requerimientos' y recordó que el Estado necesita más de 50.000 millones de dólares para resolver las necesidades que tiene el país en proyectos públicos. El legislador oficialista señaló que el proyecto 'va a ayudar a reactivar el país y mejorar la calidad de vida de la gente' tras resaltar que 'las modificaciones que hemos introducido lo han mejorado, porque cuando leyes se nutren de diferentes visiones son mejores leyes'.
'Hemos mejorado mucho la ley, va a generar inversión para permitir las obras de infraestructuras y se va a beneficiar a las pymes', añadió el diputado de Cambiemos y presidente de la comisión de Legislación General. El diputado por el Frente para la Victoria y exministro de Economía Axel Kicillof señaló al proyecto como una iniciativa 'neoliberal' y cuestionó que el Gobierno quiere introducir un cambio legal 'para que el sector privado se apodere de la obra pública'. 'Lo más grave es que no se le ha comunicado a la sociedad de lo que se trata', añadió el legislador kirchnerista y agregó que el proyecto 'es la entrega total y absoluta de la obra pública y los servicios públicos', a pesar de las modificaciones. 'Con este proyecto van a tener casos de corrupción de la obra pública porque se intenta privatizar el proceso de licitación y contratación', se quejó Kicillof.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora