*

Debutó Ruggeri y no pudo disimular los celos por su hija

Oscar y Candela Ruggeri abrieron la pista del Bailando 2016 el viernes con una espectacular coreografía de disco. Con un traje blanco y unos pantalones Oxford, el exfutbolista debutó en Showmatch junto a su hija, que ya participó en la edición del 2015 y vistió un modelo plateado.

"Mamita... Prefiero estar en la mundial de Alemania otra vez y no acá", confesó, entre risas Ruggeri apenas se abrió la pantalla. Después empezaron las escenas de celos con su hija y las chicanas del propio Marcelo Tinelli, a quien amenazó al oído, según detalló el conductor.

"¿Candela es de llevar chicos a su casa ahora que vive sola? ¿Se quedan a dormir?", consultó el conductor a la modelo, que contestó con negativas mientras el exfutbolista manifestó su furia. "No vale amenazar al oído. Me dice cosas. Es la primera vez que el conductor está hablando y un participante dice 'Te voy a c.. a trompadas, ojito con los que decís'", acusó, entre risas, Tinelli.

"Agua quiero, ¿me das?", exigió Ruggeri mientras su hija se sometía al cuestionario de Marcelo. "¿Es joda? Cómo se van a quedar a dormir los amigos, que se vayan a su casa", continuó el exfutbolista que no pudo contener los celos.

Después llegó la hora de bailar y los Ruggeri sorprendieron al jurado con la performance que incluyó trucos y hasta una vuelta carnero del exfutbolista, que no dejó de sonreír durante toda la coreografía. Oscar y Candela obtuvieron 31 puntos.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...