Padas las 10.30 llegó a los tribunales de Comodoro Py el empresario Eduardo Gutiérrez, que en los papeles figura como dueño del chalet en el que vivía el ex secretario de Obras Públicas José López, investigado por enriquecimiento ilícito.
La Justicia presume que Gutierrez actuó como testaferro de López, al ser el propietario aparente de la casa de Tigre, una manera de ocultar que el ex secretario de Obras Públicas era el verdadero dueño del chalet. Allí estuvo López con su esposa antes de empezar el raid con bolsos de dinero que terminaría en su detención, el 14 de junio.
Gutiérrez es dueño del Grupo Farallón, constructora y contratista de obra pública durante el kirchhnerismo.
"Va a responder preguntas, no presenta escrito", adelantó su abogado, Oscar Salvi, antes de que comience la declaración, alrededor de las 11 de la mañana.
Eduardo Ramón Gutiérrez adquirió la casa de Tigre en mayo de 2010. Se lo compró a otro personaje clave en la oscura trama de la obra pública: Andrés Galera, el hombre señalado como el presunto "valijero" de López en las sombras y el operador que trataba con los empresarios para digitar licitaciones y percibir supuestos "vueltos" o sobornos.
Ayer, un equipo de tasadores informó que el valor de la casona de Tigre es de U$S 680.000, unos $ 10,2 millones al tipo de cambio actual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora