El intendente Gustavo Sáenz declaró el estado de emergencia hídrica en el ejido de la Municipalidad de la ciudad de Salta, por un plazo de 180 días.

Hace casi dos meses, la secretaria de Obras Públicas municipal, Beatriz Blanco, había anunciado a este medios que el Intendente tenía en carpeta declarar la emergencia hídrica en la ciudad a fin de prevenir los constantes anegamientos en la ciudad que perjudican a miles de salteños. Finalmente, la medida se concretó y en 6 meses, la situación debería estar reparada.

En aquel momento la funcionaria sostuvo que los canales con mayor urgencia eran el Tineo, canal España, zona de Fraternidad, algunos tramos del Yrigoyen y el Constitución. Paralelamente, pero en una menor medida, se trabajaría en canalizar el Tinkunaku y el Velarde.

Los canales con mayor urgencia: el Tineo, canal España, zona de Fraternidad, algunos tramos del Yrigoyen y el Constitución.

Según indica el comunicado de prensa oficial, la medida fue dispuesta a través del decreto Nº 0115 del 1º de marzo de 2016. Se argumenta que la decisión fue tomada "en razón del exceso de precipitaciones caídas en el ámbito de la ciudad, en el presente período estival, provocadas por el efecto El Niño". Sostiene que "dicho fenómeno meteorológico provocó lluvias de un caudal inusitado en cortos períodos de tiempo, previéndose, de acuerdo a los pronósticos meteorológicos para el corriente mes de marzo, que las lluvias continuarán".

En los considerandos del decreto se establece que nuestra ciudad, al estar emplazada en el pedemonte del Valle de Lerma sufre, ante las precipitaciones, el arrastre de sedimentos, lo que provoca la obstrucción de los sistemas de desagües pluviales, agravando la situación, por lo que se requiere una rápida respuesta por parte del Estado Municipal, disponiéndose los medios tendientes a enfrentar dicha situación que pone en riesgo de vida para los vecinos y provoca daños materiales de consideración.Frente a ello se hace necesario implementar, de manera inmediata, las herramientas tendientes a morigerar los daños causados y evitar mayores perjuicios; por lo que se dispone que las distintas áreas gubernamentales, con competencia en la materia, adopten medidas pertinentes para prevenir los daños causados por el fenómeno meteorológico.

Según se anticipó, se invertirían más de $600 millones en obras de canalización y desagües.


El decreto de declaración de emergencia establece en su artículo 3, solicitar a las áreas pertinentes de la Nación, la ayuda necesaria a los efectos de realizar las tareas de mitigación y prevención que fueren menester ejecutar.

Es importante recordar que días atrás, el intendente Sáenz inició gestiones ante Nación para el envío de fondos para la ejecución de obras de desagües y, de este modo, solucionar los problemas de anegamiento e inundaciones que afectan a distintos barrios de la ciudad. El informe detallado sobre las obras necesarias fue presentado a José Cano, titular del Plan Belgrano, dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros. Según se anticipó, se invertirían más de $600 millones en obras de canalización y desagües. Los trabajos serán financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 8 meses

AGAS, volvé, . . . . .¡te perdonamos!

Re KennethU
Re KennethU · Hace 8 meses

Concientización a los vecinos de los canales, y si tiran porquerías a los mismos fuertes multas. Posiblemente la Municipalidad pueda ingeniar algunas máquinas para limpiar eficazmente los canales, por ejemplo tractorcitos tipo de jardín con acoplados para llevar y otros con pala tipo topadora para juntar las piedras y otras porquerías. Y una grua que levante los acoplados y los vuelque en camiones. Las mayoría de las cosas se pueden fabricar localmente.


Se está leyendo ahora