La decoración de nuestro hogar influye en nuestro estado anímico y en nuestras sensaciones. Se puede renovar la casa con este horizonte. Y no se trata de una cuestión de dinero, sino de imaginación, creatividad, sentido estético y adecuada combinación. Algunos tips:
* El azul es un color que está pisando muy fuerte. Nos remite a la calidez del mar, y junto con algún tono neutro como el beige o blanco resulta una muy buena combinación.
* Mezclar texturas en relación a géneros es algo que también se está utilizando. Por ejemplo, almohadones de lino mezclado con algunos de tejidos de hilo de seda es una buena forma de mixturar estilos dándole un toque personal. Jugar con este tipo de mezclas permite descontracturar y, al mismo tiempo, integrar.
* Otra tendencia para el verano es ambientar galerías con mucha identidad para lograr un espacio similar a un living al aire libre. Sofás bien amplios o mesas de tamaños importantes con maderas antiguas son ideales para generar un espacio para recibir a familia y amigos al aire libre, lo que te permite "ganar" un lugar y disfrutar de una reunión o un encuentro en contacto con la naturaleza.
* Los géneros con estampados también son una tendencia marcada a la hora de decorar distintos ambientes.
* Se suelen buscar espacios frescos, luminosos y amplios, o que den la sensación de amplitud con pequeños trucos. Esto no sólo se debe a que, en general, los ambientes son cada vez más chicos, sino que la sensación de amplitud también nos reconforta emocionalmente.
* Elegí muebles pequeños: percibimos la dimensión en relación con el tamaño de los elementos que nos rodean. Por eso, con muebles chicos el espacio parecerá mayor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora