Amenazado por el poderoso huracán Matthew, el condado de Volusia sobre la costa este del estado de Florida y la ciudad de Daytona Beach, donde se localiza un afamado circuito automovilístico, decretaron anoche un toque de queda a partir de las 4:00 GMT, según los bomberos de la ciudad.
El toque de queda, de carácter obligatorio, estará en vigor hasta el sábado 8 de octubre a las 11:00 GMT, precisaron los bomberos en su cuenta de la red social Twitter. El huracán Matthew, de categoría 4 en la escala Saffir Simpson de un máximo de 5, debe azotar Florida en la madrugada. Debido a lo devastador que pueden llegar a ser los efectos del ciclón, el presidente estadounidense Barack Obama decretó la emergencia federal para los estados de Florida, Carolina del Sur y Georgia.
Esa medida permitirá desbloquear rápidamente recursos de asistencia y que las agencias de seguridad interior y de gestión de situaciones de emergencia coordinen las labores de socorro.
El número de muertos a causa del huracán Matthew en Haití subió a 264 en las últimas horas, según informó el Servicio de Protección Civil. La peligrosa tormenta se acerca cada vez más a las costas de Florida, por lo que se espera que en esta madrugada impacte en dicha zona, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.
El huracán se desvió ligeramente hacia el este lo que libró a la ciudad de los fenómenos más fuertes asociados con el poderoso sistema categoría 4, con vientos sostenidos de 130 millas por hora.
A las 8, hora de La Florida, se eliminó la advertencia de huracán para el condado Broward, que se mantiene junto a Miami-Dade bajo una advertencia de tormenta tropical. Según el reporte del Centro Nacional de Huracanes (NHC), Matthew estaba a 75 millas de la costa de West Palm Beach.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora