El Síndrome de la abstinencia incluye irritabilidad, somnolencia, ansiedad, cansancio, dificultad para concentrarse, entre otros. La mayoría de estos síntomas alcanzan su máxima intensidad entre 24 a 48 horas luego del último cigarrillo y van disminuyendo lentamente en un período de 2 a 4 semanas.

El tabaquismo es una adicción física y psicológica, que genera dependencia e implica existencia de tolerancia que requiere aumentar la dosis de nicotina para lograr los efectos deseados, aunque los expertos
destacaron que dejar de fumar es 'una meta posible'. Al conmemorarse el próximo 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco, que tiene como fin resaltar los riesgos para la salud asociados al consumo de tabaco e incentivar la aplicación de políticas públicas eficaces para reducirlo, la Facultad de Medicina de Fundación Barceló destacó la importancia de promover el hábito de dejar de fumar. En ese sentido, indicó que 'el cigarrillo forma parte de los
hábitos de la vida diaria del consumidor; está adherido a sus gestos, a su autoimagen, a su rutina'. 'Para muchas personas es 'una compañía' con la cual se relajan en momentos de tensión, seducen, disfrutan, se sienten más
seguros, calman ansiedades, etc', indicó la Fundación Barceló a través de un comunicado de prensa. Al ser una adicción, las personas tienen dificultad de dejarla por temor a los efectos que produce la falta de nicotina, que
genera angustia y temor a perder todo lo que se asocia al cigarro. El Síndrome de la abstinencia incluye irritabilidad, somnolencia, ansiedad, cansancio, dificultad para concentrarse, entre otros. La mayoría de estos síntomas alcanzan su máxima intensidad entre 24 a 48 horas luego del último cigarrillo y van disminuyendo lentamente en un período de 2 a 4 semanas.'Para poder dejar de consumir, el fumador debe realmente elegir
y querer dejar de fumar. El éxito o el fracaso en este intento, va a depender en gran medida de lo fuerte que sea la determinación. Para aliviar los síntomas de abstinencia, es fundamental dejar de
fumar de golpe ya que es la única manera de vencer el vicio',indicó la institución. Además, es aconsejable realizar cambios en el estilo de vida de las personas: horarios, espacios, hábitos diarios, etc. Asimismo, se recomienda realizar actividad física ya que el deporte alivia las ganas de fumar y existen tratamientos farmacológicos que duplican las chances de eliminar el consumo. La Facultad de Medicina de Fundación Barceló explicó que tiene
como 'objetivo primordial la promoción de la salud y considerando que dejar de fumar es posible, invita a la sociedad a tomar conciencia de que el cigarrillo es una adicción como lo es el alcohol o las drogas, y a que es importante eliminar la nicotina de la vida para evitar los daños irreversibles que conlleva el consumo de tabaco'.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia