Este vídeo muestra el experimento de un ciudadano estadounidense que compró una caja de huevos de codornices, pero en vez de comerlos, los puso en una incubadora.

El resultado es asombroso, después de varios días, uno de ellos empezó a romperse y de él salió Abert, su nueva mascota.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...