"Es un desahogo profundo, le agradezco a los jugadores, a toda mi familia, a mis amigos. Estos muchachos me hicieron recibir de técnico, deportivamente esto es lo máximo". Emocionado, Iván Delfino, describía sus sensaciones tras el ascenso que obtuvo Patronato a la Primera, por primera vez en su historia.
Delfino, que supo dirigir en Salta a Juventud Antoniana, se expresó con sobrada felicidad tras la victoria de Patronato por penales 6-5, sobre Ramón Santamarina de Tandil, tras igualar la serie 3-3.
El arquero Sebatián Bertoli le contuvo el duodécimo penal a Juan Bautista Gáspari y desató el festejo de la gente que llenó el estadio "Presbítero Bartolomé Grella" de Paraná.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia