"Es un desahogo profundo, le agradezco a los jugadores, a toda mi familia, a mis amigos. Estos muchachos me hicieron recibir de técnico, deportivamente esto es lo máximo". Emocionado, Iván Delfino, describía sus sensaciones tras el ascenso que obtuvo Patronato a la Primera, por primera vez en su historia.
Delfino, que supo dirigir en Salta a Juventud Antoniana, se expresó con sobrada felicidad tras la victoria de Patronato por penales 6-5, sobre Ramón Santamarina de Tandil, tras igualar la serie 3-3.
El arquero Sebatián Bertoli le contuvo el duodécimo penal a Juan Bautista Gáspari y desató el festejo de la gente que llenó el estadio "Presbítero Bartolomé Grella" de Paraná.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...