El sacerdote Agustín Rosa Torino, al parecer, deberá seguir detenido en la clínica donde ahora está alojado, si su salud así lo requiere, o en la Unidad Carcelaria de Villa las Rosas. Altas fuentes judiciales aseguraron a El Tribuno que la jueza de Garantías Ada Zunino habría resuelto denegar la solicitud de arresto domiciliario que le había cursado, el jueves pasado, el abogado del imputado por abuso sexual ultrajante agravado por su condición de cura.
La magistrada debe evaluar el último informe médico sobre Rosa Torino para determinar dónde cumplirá la prisión preventiva ordenada en su contra. No se descarta que el acusado pueda ser derivado hoy al penal.
El fundador del Instituto Religioso Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, dependiente del Arzobispado de Salta, está alojado en un hospital privado del centro de la capital salteña. El sacerdote, de 64 años, padece diabetes y fue internado el miércoles por un pico de presión que habría sufrido en el Centro de Contraventores, donde fue trasladado, ese mismo día, luego de ser detenido en una residencia de Finca La Cruz, camino al Chamical.
Otra patología que tiene el cura es apnea, por lo que debe contar con un sistema de respiración artificial disponible en el lugar donde esté alojado. Si es llevado a la cárcel, ese aparato deberá ser instalado en su celda, señalaron las fuentes consultadas.

Denuncias

La imputación contra Rosa Torino se basa en la denuncia de un joven de 21 años, quien en la actualidad reside en La Plata. El 17 de diciembre del año pasado y en otras dos oportunidades posteriores, se presentó ante la fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual, Luján Sodero, para denunciar los ataques que habría sufrido en el tiempo que fue novicio de la congregación del religioso, entre 2010 y 2015.
Lo acuso de manosearle los genitales en varias oportunidades bajo la excusa de que debía "revisarle los testículos" por una supuesta afección de varicocele. Denunció, además, que el cura encubrió al sacerdote Nicolás Parma, a quién apunta por delitos sexuales que habría cometido en su contra, cuando tenía 16 años, y sobre otros novicios.
En el documento de imputación se agrega el testimonio de la exmonja Valeria Zarsa, quien aseguró que Rosa sometió a ataques sexuales a varios miembros de la comunidad religiosa.
En su declaración, sostuvo que el cura "manipulaba a los jóvenes mediante la religión y les pidió a los sacerdotes que si sabían de casos de homosexualidad se lo contarán a él y le enviarán al supuesto pecador".
La mujer ya había denunciado esa situación ante el fiscal penal, Federico Obeid, quien derivaría todas las actuaciones sobre el caso a su par de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Luján Sodero.

¿Y el sacerdote Nicolás Parma?

Además del cura Agustín Rosa Torino, quien también quedó seriamente comprometido por las denuncias de abuso sexual en el Instituto Religioso Discípulos de Jesús de San Juan Bautista es el sacerdote Nicolás Parma.
Sin embargo, no se conoce ninguna determinación judicial en contra de ese religioso, quien, según el testimonio del joven que habría sufrido los supuestos ataques de Rosa, también cometió delitos sexuales en contra de su persona y de otros integrantes de la congregación.
Según las declaraciones que hizo la presunta víctima a la fiscal penal Luján Sodero, Parma acosó en reiteradas oportunidades a los novicios. "Varias veces lo invitó a dormir la siesta o a pasar cuando estaba acostado, lo acariciaba y le decía que se acueste con él, una de esas veces le dijo que se siente en su cama y, mientras lo acariciaba y le daba besos, se masturbaba bajo la sábana", consigna un fragmento del texto de imputación contra Rosa en el que se menciona Parma, también conocido como padre Felipe.
El abuso habría ocurrido en una sede del Instituto en la provincia de Santa Cruz.
El paradero de Parma es un misterio. Habría estado en una misión religiosa en la localidad española de Vic, aunque en abril pasado el joven denunciante dijo que se encontraría en Argentina. De todos modos, al menos en Salta, el cura aún no fue imputado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...