Luego de que el viernes se confirmara que ya son 149 los argentinos que sufren dengue, además de los cientos de casos en estudio, desde el ministerio de Salud intensificaron las tareas de prevención para evitar que la enfermedad que hace estragos en Paraguay y Brasil y temen que se propague con fuerza en la Argentina.
En lo que va de 2016, el Estado paraguayo ya confirmó 3.000 casos de dengue, y cinco personas fallecieron tras contraer la enfermedad. Zona endémica del virus desde 2009, la situación en Paraguay "tiende a agravarse debido a que existen 11.000 familias desplazadas por las inundaciones, el clima no varía ni lo hará hasta marzo y se registran en estos momentos conglomerados de febriles en la zona metropolitana de Asunción", dijo Iván Allende, médico de la organización Médicos del Mundo que trabaja en la zona.
Según Allende, "es muy probable que se puedan introducir más casos (a la Argentina) desde Paraguay". Sin embargo, el médico aclaró que las perspectivas para el Estado argentino son más alentadoras ya que "existe una mejor infraestructura para combatir la enfermedad", y recomendó "intensificar las tareas de prevención".
De los 149 casos de dengue que se confirmaron en el país, 27 son en la provincia de Buenos Aires (donde se declaró el alerta naranja); en Formosa hay 74 casos confirmados y se estudian otros; también hay 22 confirmados en Misiones; 5 en Santa Fe; 4 en Catamarca; 9 en Corrientes; 5 en Córdoba; 2 en Entre Ríos; 3 en Salta, y el viernes se dio el primer caso en Tucumán, mientras que en Jujuy estudian a 22 pacientes.
"Todos los años en esta época hay circulación del virus, pero este año tomó características de brote, como una situación epidémica en algunas partes del país y toda la alarma se produce porque los países vecinos Paraguay y Brasil están con una fuerte epidemia con muchos casos" "Todos los años en esta época hay circulación del virus, pero este año tomó características de brote, como una situación epidémica en algunas partes del país y toda la alarma se produce porque los países vecinos Paraguay y Brasil están con una fuerte epidemia con muchos casos"
, dijo el secretario de Promoción de Programas Sanitarios de la Nación, Néstor Pérez Baliño.
Los cinco nuevos casos que llevaron a 27 el total de afectados en la provincia de Buenos Aires generaron que el Gobierno bonaerense mantuviera el alerta naranja en los hospitales, que los obliga a estar atentos a la aparición de casos con síntomas de esta enfermedad (fiebre alta dificultades en la respiración y dolores articulares).
Por último, el ministerio de Salud aseguró que "no hay circulación viral en la provincia de Buenos Aires" y que todos los casos no son autóctonos pero que "el riesgo se intensifica por los movimientos turísticos y migratorios".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora