La crisis por la suba del precio del gas natural comprimido (GNC) suma un nuevo capítulo en la provincia. El abogado Santiago Pedroza y el Sindicato de Conductores y Taximetristas de Salta (Sicotasa) presentarán una demanda contra la Cámara de Expendedores de Combustible por lo que consideran aumentos desmedidos.
La denuncia, según comunicaron el miércoles, será contra la Cámara en general y los propietarios de las estaciones que expenden GNC en particular y se hará ante una fiscalía por "fraude comercial".
"Nosotros vamos a atacar el hueso porque se debe decir que en Salta los expendedores de GNC están carterizados y, en consecuencia, ponen el precio que quieren", dijo Pedroza.
El letrado sugirió que los propietarios de las estaciones se ponen de acuerdo en las subas que quieren establecer y que la libre competencia no existe en la ciudad.
"En Salta y en toda la provincia hay un monopolio que viola el artículo 300 del Código Penal, que prevé prisión de 6 meses a dos años, y que textualmente se refiere al que hiciere alzar o bajar el precio de las mercaderías por medio de noticias falsas, negociaciones fingidas o por reunión o coalición entre los principales tenedores de una mercancía o género, con el fin de no venderla, o de no venderla sino a un precio determinado. Entonces yo quiero escuchar qué dice Ricardo Stella (presidente de la Cámara de Expendedores) cuando la Justicia lo llame a declarar", concluyó Pedroza.
El abogado habló del tema en una reunión convocada para informar sobre la presentación. A su lado estuvo el secretario general de Sicotasa, Ernesto Alvarado, quien dijo: "Tenemos pruebas que confirman la carterización, ya que en su declaración jurada ante la Secretaría de Energía había tres estaciones que declaraban un precio y vendían a otro".
También estuvieron presentes los referentes de la Cámara de Propietarios de Taxis y de otras cooperativas de trabajadores del volante.
"Estamos armando una intersectorial, nos estamos uniendo y estamos diseñando un plan de lucha. Eso implica movilizaciones sorpresivas a la Ciudad Judicial, a la Legislatura, al Grand Bourg y al Concejo Deliberante para exigir que se dé marcha atrás con estos aumentos. Ya no podemos trasladar más los aumentos a los trabajadores", dijo Alvarado.
En la misma sintonía, Pedroza sostuvo que se está analizando la presentación de un amparo para que la Justicia frene los aumentos del GNC y los precios se retrotraigan a enero, cuando costaba 6 pesos el metro cúbico.

Dudas sobre las máquinas

Lo próximo que se viene es una denuncia según la cual las máquinas expendedoras de combustible no estarían homologadas por el INTI. Esto implica que no se sabe a ciencia cierta cuánto se vende realmente por un metro cúbico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora