*

Denuncia a mineras por el estudiante fallecido
El dolor de Roberto Salaberría es indescriptible. Su hijo Lucas falleció en la ladera del Nevado de Cachi el 13 de noviembre y hasta ahora nadie le dio explicaciones.
El joven, de 26 años, estudiaba en la Universidad Nacional de Salta (UNSa) y fue a una expedición, contratado por un geólogo peruano, para una multinacional minera.
"Yo le dije que no se vaya, que no valía la pena el dinero que le pagaban y el par de botas que le prometieron, pero él era un apasionado. Ese fin de semana estuvimos todos mal en la casa, ya presentíamos algo. Cuando sonó el teléfono la desgracia ya estaba declarada", dijo Roberto Salaberría a El Tribuno.
Lucas fue contratado de manera irregular por Jhon Huaman Canchaguia para ir 20 días a tomar muestras de prospección para una futura extracción de minerales. El profesional peruano, siempre según la versión del padre del joven, contrató a cuatro baquianos con 10 animales de carga, a su hijo y a otra estudiante avanzada de la UNSa.
El papel que les hizo firmar a los chicos es prueba contundente de la falta de legalidad laboral. El ahora documento dice "Contrato de aprendizaje. Convenio de asistencia y colaboración en formación para estudiantes universitarios".
Según la versión de la familia de Lucas, los estudiantes tuvieron que buscarse por sus medios los equipos de posicionamiento global y brújulas.
Con el papel en mano, el abogado Pedro Oscar García Castiella dijo: "Ya iniciamos la denuncia ante laJusticiacontra la empresa Cardero Argentina S.A., que es la firma subsidiaria de Centenera Minig Corporation de Canadá, y al geólogo peruano. Los acusamos de homicidio culposo, abandono de persona y omisión de auxilio. La presentación fue realizada ante la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas".
La presentación fue realizada el pasado 23 de noviembre. Desde la Facultad de Ciencias Naturales se aclaró que la casa de estudios es ajena a este tipo de contrataciones.
"La Facultad de Ciencias Naturales de la UNSa respalda la presentación de la familia de Lucas porque no queremos más que nuestros chicos vayan a trabajar exponiendo sus vidas. El caso de Lucas es frecuente en esta facultad. Estos gigantes multinacionales vienen y se los llevan sin un control sanitario previo, sin instrumental, sin un contrato serio que fije seguros y riesgos de trabajo, sin equipos de primeros auxilios y, sobre todo, de manera secreta y sin avisar a las autoridades correspondientes sobre a dónde van a trabajar y qué van a buscar", aseguró la decana de la institución, Alicia Kirschbaum.
Si bien en un primer momento los medios publicaron la tragedia como la "del estudiante de la UNSa", las autoridades luego aclararon que Lucas estaba en la montaña por un trabajo particular y no por un viaje de estudios.

Las dudas

"Nosotros queremos saber la verdad de lo que pasó ahí arriba", dijo el papá. "Yo vi fotos que se hizo el 11 de noviembre y ya le veía la cara de enfermo. Cualquiera sabe que si alguien se descompensa por la altura tiene que bajar. ¿Por qué no lo bajaron? ¿Por qué no avisaron a dónde iban a la Policía de Cachi y al hospital? ¿A dónde está la ropa de Lucas que falta?", preguntó Roberto.
Desgarrado, describió que el médico legal dictaminó que su hijo murió de un paro cardiorrespiratorio tras un edema pulmonar. Sabe que fueron largas horas de agonía.
"Nosotros queremos que la muerte de Lucas no sea en vano. Que sea una bisagra para que no vayan más nuestros hijos a exponerse. Además, queremos que se sepa para qué vienen estas empresas. No queremos más muertes como la de mi hijo", concluyó.
Es que a Lucas solo le faltaba comenzar el trabajo de tesis para recibirse de geólogo.
El sepelio del chico fue muy concurrido y la familia se sorprendió por el enorme afecto que le tenían sus amigos. El 20 de noviembre hubiera cumplido 27 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...