Una joven de la ciudad de Tartagal denunció por amenazas de muerte a un sargento de la Policía de la Provincia, quien presta servicios en la División Motorizada.
Según la denunciante, el uniformado la amenazó a ella y a su esposo y padre de sus hijos con atentar contra sus vidas.
La muchacha, madre de dos niños de corta edad, relató que todo se produjo en su vivienda, cuando el sargento identificado con las iniciales J.V.J. de la División Motorizada se presentó en su casa. Donde comenzó a forzar las rejas de entrada con la intención de arrancarlas, mientras profería insultos y amenazas de muerte contra ella y su esposo.
El episodio alteró la tranquilidad de la familia y también alarmó a vecinos que viven en la cuadra.

Una relación anterior

La joven, de nombre Carla, manifestó en su denuncia que durante dos años mantuvo una relación sentimental con el sargento de la motorizada. Sin embargo, después de un tiempo vivió distintos hechos de violencia de género que llegaron hasta la agresión física, por lo que decidió romper todo vínculo con él.
La joven era casada y separada de una pareja anterior, padre de sus hijos, con quien decidió rehacer su relación y volver a conformar una familia, situación que resultó insoportable para el policía.
Según refirió, cuando el jueves anterior con su esposo circulaban a bordo de un vehículo de su propiedad el uniformado -al llegar a un lomo de burro donde los rodados deben disminuir la velocidad-, se puso a la par en actitud amenazante. Luego de ese primer episodio, y cuando ya estaban en su casa, el policía llegó y trató de forzar el portón de rejas con intención de ingresar, mientras a viva voz gritaba que los iba a matar a los dos.
"Este hombre le gritaba a mi esposo para que salga a la vereda y decía que lo había insultado en la calle, pero era todo falso. Vistiendo su uniforme y a bordo de la motocicleta que utiliza se puso al lado de nuestro vehículo; ambos lo miramos pero no dijimos una sola palabra. Tengo miedo por mi familia y pido que se tomen las medidas de protección para todos nosotros", consignó la joven en la denuncia que formalizó en la comisaría 42.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 3 días

Mi estimado J.A.Perez, aunque Ud. no lo crea, la mayoria de los efectivos policiales tienen ese comportamiento, son todos o al menos en un gran porsentaje, resentidos sociales que creen que porque tienen un uniforme son Dioses, pero no quieren darce cuenta que solo son unos empleados publicos a quienes se les paga para proteger al ciudadano, NO PARA GOLPEARLOS O AMENAZARLOS

Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 3 días

Alguien que se comporta así, especialmente si es un efectivo policial ¿¿ y que trabaja en la motorizada !! realmente es un enfermo que merece tratamiento ¡¡ ya !!!. Me pregunto ¿ cuantos de estos ejemplares habrá en las filas policiales ?


Se está leyendo ahora