Los empleados de Salvador Mazza reclaman el pago de sueldos en término y regularidad para los meses venideros, mientras anticipan que, si no cobran hasta el martes 10, comenzarán una medida de fuerza. Es que mientras otros municipios y los estatales provinciales ya percibieron sus liquidaciones de octubre, el intendente Rubén Méndez atribuyó el atraso a la deuda que la Provincia mantiene con esa comuna, curiosamente con dinero que le pidió prestado a la misma Municipalidad.
Fue el dirigente departamental de ATE, Fermín Hoyos, quien reveló esa situación. Dijo que el intendente explicó la imposibilidad de abonar los sueldos antes del 10 porque se quedó sin recursos, "ya que le prestó a la Provincia para concluir algunas obras que fueron inauguradas durante la última campaña política provincial. Si Méndez le prestó plata al Ejecutivo provincial es problema de él, no de los trabajadores y si no pagan antes del martes vamos a iniciar un paro por tiempo indeterminado. No toleraremos que ni un solo mes más se les pague a los contratados el día 19", dijo contundente.
Obras de campaña
El dirigente sindical señaló que "desde hace algunos meses el municipio paga a la planta permanente el día 10, pero a los contratados alrededor del 20. La justificación que me dio el intendente es que están con problemas financieros porque tuvo que poner dinero para que se concluyan algunas obras del Fondo de Reparación Histórica que se inauguraron en Salvador Mazza. Si ellos se prestan a esos manejos no tienen por qué pagar por esas improlijidades los trabajadores que, en este caso, cobran 200 pesos menos de asignaciones familiares que en el resto de los municipios", dijo.
Renuncias y crisis
El intendente Rubén Méndez desmintió en forma categórica una información que trascendió en la zona que daban cuenta de que su secretario de Gobierno, Sergio Sanmillán, renunció al detectar un faltante de un millón de pesos. Méndez consideró la información como "una operación que hicieron dos periodistas opositores a mi gestión y que llaman a las radios de Tartagal y de la ciudad de Salta para difundir informaciones que no son ciertas. Sanmillán renunció porque desde hace meses me dijo que no podía seguir en el cargo porque le insumía muchísimo tiempo y quería dedicarse un poco más a su familia y a su actividad privada", aseguró.
En relación a los dichos de Hoyos, el jefe comunal manifestó que "a pesar de algunas dificultades estamos cumpliendo con los sueldos. Tampoco vamos a tener problemas con el medio aguinaldo. Los trabajadores tienen que quedarse tranquilos y los vecinos de Salvador Mazza también, porque no hay faltantes de ninguna naturaleza ni crisis", aseguró contradiciendo lo expresado por Hoyos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia