Dos concejales oranenses aseguran que, desde el Ejecutivo municipal pretendieron hacer desaparecer las pruebas sobre productos vencidos que se usaron en la campaña contra el dengue.
La denuncia inicial la realizó el concejal Iván Mizzau (bloque Juventud Peronista) , quien recordó que, en abril pasado, los productos para fumigación domiciliaria ya tenían 8 meses de vencidos y señala que ahora, con 14 meses vencidos, igual se estaban utilizando en los operativos. Que los larvicidas estén en esas condiciones no garantiza que los efectos sean los esperados para las campañas contra el mosquito transmisor, con el agravante de que en este período se incrementa la presencia del vector y por ello, en todas las localidades, ya comenzaron las campañas y operativos de lucha. Cabe recordar además que el dengue se cobró 8 víctimas en el último período en el departamento de Orán.
El pasado viernes, Mizzau hizo una ampliación de la denuncia ante la Fiscalía Penal 1 a cargo de Alda Daniela Murúa, luego de haber recibido información y pruebas de que la Municipalidad entregaba productos vencidos a los operadores del dengue para la ronda de prevención, según indicó.
La primera denuncia por este tema la hizo en abril y, según indicó, se reitera la actitud de la Municipalidad que provee productos vencidos. Según explicó Mizzau, la fiscal le indicó que realizara una denuncia en la Comisaría 20.
El miércoles pasado, en la tarde, otro edil de la ciudad, Ariel Pomares (bloque Salta somos todos), recibió la información de que, tras la denuncia de Mizzau "la Fiscalía había ordenado un secuestro, pero no encontraron nada porque la Intendencia hizo desaparecer las pruebas".
Pomares dijo que le aportaron el lugar exacto donde se realizó la quema de los productos vencidos y hacia allí se dirigió junto a su colega y medios de prensa para constatar los datos recibidos. Esa misma tarde, en finca La Laguna, encontraron los elementos quemados en un pozo de difícil acceso.
El lugar está a casi 4 kilómetros de la ciudad por el camino a San Agustín, continuación de la calle Arenales. Desde allí, los concejales informaron al Sistema 911 y un móvil policial inició el operativo, aproximadamente a las 20, con la División Criminalística, Bomberos Voluntarios y de la Policía.
La Policía Científica secuestró diversos frascos con larvicidas llenos y vacíos, documentos con logos de Enfermedades Tropicales y otros de la Municipalidad de Orán, material semiquemado. Tomaron imágenes, levantaron muestras y labraron actas que rubricaron los concejales.

Denuncias

"Hace algunos días, en la comisaría hice una nueva denuncia por el uso de larvicidas vencidos porque me informaron que seguían manejando el mismo lote, ya con 1 año y 3 meses de vencido; entregué evidencia y se ordenó un allanamiento a la oficina de Enfermedades Tropicales.
Grande fue mi sorpresa al enterarme que durante el allanamiento no se encontró nada y mucho más grande cuando una llamada anónima me informa que se quemaron los productos en un lugar camino a San Agustín, tratando de no dejar evidencia de lo denunciado", ratificó Mizzau.
"Nos aprestamos para un descacharrado masivo en el cual debemos involucrarnos pero no permitiremos que se juegue con la salud de la población después de todo lo que hemos sufrido con el dengue", concluyó el edil.

Responde Lara Gros

“Es llamativa la denuncia de los concejales Mizzau y Pomares, pero ya sabemos quien los manda”, expresó el intendente Marcelo Lara Gros al ser consultado sobre la denuncia por el uso de larvicidas vencidos.
El tema se instaló en las dos últimas jornadas en la ciudad y la comprobación de la quema de productos vencidos causó revuelo.
“Me parece raro que, justo hoy (por ayer) que viene a Orán el gobernador (Juan Manuel) Urtubey, estos concejales (por Pomares y Mizzau) salgan con estas artimañas de neto corte político. Pero ya sabemos quien los manda”, reiteró y aseguró que “voy a instruir un sumario para averiguar sobre este hecho para su aclaración”.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


- Nonnoc
- Nonnoc · Hace 1 mes

A mí me parece raro que un producto con una fecha de vencimiento de un año no sirva para nada. Y también me parece raro que -si es verdad- se destruyan los envases y el producto.


Se está leyendo ahora