En las últimas horas quedó formalizada la denuncia por las amenazas de muerte que, vía telefónica, recibió Sebastián Domínguez, excandidato a intendente de Pichanal.
La denuncia fue radicada en la fiscalía penal número 2, a cargo de Justo Alberto Vaca e incluye una solicitud de medidas de protección personal en virtud de los contenidos de dicha amenaza, ocurrida el 2 de septiembre a las 16.47.
"Dejá de joder con eso de que querés ser intendente. Pichanal ya tiene uno y a vos te vamos a hacer boleta si seguís jodiendo", le advirtieron a Domínguez, que en las últimas elecciones a intendente de esa localidad compitió contra el aparto oficialista de Julio Jalit, quien lo venció por escaso margen en las urnas.
El médico se desempeña en los hospitales San Bernardo y Papa Francisco de esta ciudad y sostuvo que la amenaza le preocupa sobre todo por la certeza del mensaje y la direccionalidad hacia su familia.
"Me dijeron que conocen todos mi movimientos y el de mi familia: dejate de joder, te vamos a hacer boleta a vos y a tus hijos. Sabemos adónde van y qué hacen, así que dejate de joder", señalaba el mensaje recibido.
En la denuncia ante la fiscalía, Domínguez expresó que la intimidante amenaza, provocó abruptos cambios en su vida familiar, por lo cual solicitó medidas especiales de protección para él y su entorno.
El profesional asegura que estas cosas no lo amedrentan y si bien es cierto, no puede focalizar la responsabilidad sobre las amenazas, consideró que todo resulta muy obvio. "Yo fui candidato a intendente de Pichanal durante las últimas elecciones y tuve una muy buena respuesta por parte de los vecinos, pese a que era la primera vez que participaba en política. Todo ese apoyo me impulsa a seguir adelante y con muchas actividades para ayudar a la gente de Pichanal", señaló.
El médico recordó que "al momento de recibir la amenaza estaba atendiendo a un paciente que necesitaba una internación en Salta capital. Yo no estoy todos los días en Pichanal; voy solamente los fines de semana y sigo con mi actividad para ayudar a la gente del pueblo. Sin ser autoridad, ni estar presente todos los días, la gente me reconoce y agradece mi tarea y eso parece que a muchos los pone nerviosos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora