Su nombre era Francisco, los médicos habían pedido que fuera derivado con urgencia a Salta por el cuatro delicado de salud, sin embargo, la madre no consiguió el traslado ni en ambulancia ni en vuelo sanitario.
Francisco padecía un retraso madurativo y en el último tiempo presentó algunas defunciones neuronales por lo que lo internaron en una Clínica privada de Orán. Los profesionales ordenaron su derivación a la ciudad de Salta para que el niño pueda ser diagnosticado tras los estudios con equipos neurológico pediátricos. Su madre, Karina Pacheco, hizo todas las gestiones ante el Instituto Provincial de Salud, pero no logró conseguir el traslado en ambulancia ni en vuelo sanitario. Su hijo falleció sin que el IPS autorizara la derivación, según informó Radio 10 de Orán.
Después del desgarrador relato de los sucesos, Karina dijo: "Otro hijo yo no quiero perder. Deseo que abramos los ojos y que nadie pase el sufrimiento, la humillación y la impotencia que yo pasé. Me tocó perder a mi hijo, quiero decirles a las autoridades que se llevaron gran parte de mi vida, mi familia esta destruida". Karina aseguró que iniciará acciones legales.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora