El cadáver de una beba recién nacida fue encontrado en la casa de Dayana Gorosito, una joven de 20 años que había asegurado que dio a luz a una beba sin vida en el Hospital de Unquillo y que supuestamente nunca le habían devuelto el cuerpo. La joven, imputada como presunta autora de "homicidio calificado por el vínculo", está detenida, al igual que su pareja Luis Oroná.
El cadáver de la niña fue hallado en una habitación de la vivienda de barrio Pizarro, en Córdoba, Capital.
Según informó el diario La Voz, el cuerpo estaba en el interior de un bolso cerrado y que fue encontrado por familiares de la joven.
Gladys Oroná, hermana de la pareja de Dayana, dijo que el hallazgo se produjo cuando estaba en esa habitación con una prima y una amiga. Levantaron juguetes y un moisés y ahí estaba.
"Sentíamos un olor feo, pensamos que era ropita del bebé. Levantamos los colchones, decíamos que eso no podía ser el olor de la ropa del bebé. Levantamos el moisés y había un bolso negro. Pesaba mucho, porque estaba mojado", dijo Gladys.
"Es muy feo esto, no hay manera de explicarlo. Nunca nos imaginamos que se podía hacer algo así", dijo.
La hermana de Oroná aseguró incluso que la Policía había allanado al menos cuatro veces la casa, pero que nunca había buscado en ese sector de la vivienda, una habitación que no tiene suministro eléctrico y donde se guardaban distintos objetos de los niños que viven allí.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora