Un nutrido grupo de efectivos de la Policía de la Provincia realizó ayer el desalojo de las más de 200 familias que el viernes por la tarde habían tomado terrenos ubicados a la vera de la ruta 34, en la localidad de Pichanal. Esas tierras se ubican cerca de la ruta 50.
Estas personas viven en las inmediaciones de las tierras que tomaron, más precisamente en barrio Islas Malvinas. De acuerdo a lo que se conoció, decidieron tomar los terrenos ante las innumerables e incumplidas promesas de mejoras habitacionales por parte de las autoridades.
Entre los argumentos, los vecinos también sostienen que ese terreno sirve de basural y refugio a los delincuentes que buscan esconderse entre los matorrales luego de cometer sus frecuentes ataques.

La promesa

El viernes, las familias tuvieron una reunión con el intendente Julio Jalit, quien les prometió no alambrar los terrenos y darles una solución a su problema habitacional, en tanto ellos se mantendrían al costado del predio.
Matías (33 años), papá de un niño, relató a El Tribuno que ayer en la madrugada ingresaron a las tierras personas de otras zonas de Pichanal, por lo que volvieron a los terrenos. Finalmente, durante la tarde, efectivos de Infantería realizaron el desalojo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora