Por orden del juez Nelso Aramayo, la Policía comenzó en la madrugada de ayer, a las 5.30 aproximadamente, a realizar el el desalojo del terreno usurpado por unas 60 familias, perteneciente al hijo del intendente de Salvador Mazza, Roque Maximiliano Méndez.
El predio tomado por familias que se asentaron allí tiene una hectárea y media de extensión y se ubica en el área conocida como camino a Los Chorros.
Hasta la tarde de ayer todo el procedimiento se desarrollaba con normalidad, sin incidentes, pero con el paso de las horas los ánimos se fueron caldeando entre las familias que hacía meses residían en ese lugar, donde habían levantado precarias construcciones de madera, hasta que se produjeron insultos y forcejeos con el personal policial. Finalmente, se llegó a la utilización de balas de goma por parte de algunos efectivos, pero los hechos no tuvieron mayores consecuencias.
El jueves la Policía se había hecho presente en el lugar y les había advertido a las familias instaladas que tenían orden de desalojarlos en el día de ayer, por lo que el operativo comenzó a las 5.30, tal como estaba previsto.
Sin embargo, el terreno del hijo del intendente no es el único usurpado; también hay 4 hectáreas y media de la familia De la Fuente que fueron tomadas por familias que aparentemente no tienen techo.
Esta es la segunda ocasión en que desalojan el predio del hijo del intendente Méndez, ya que el año pasado había sido tomado de idéntica manera por otras personas que querían asentarse allí.
"La Policía nos dijo que debíamos irnos a otro lugar. El jueves nos notificó a todos de la medida de desalojo dispuesta por el juez. Somos más de 20 familias que no tenemos vivienda y no sabemos adónde vamos a ir, el problema de la pobreza y la vivienda es grave", señaló uno de los usurpadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora