Un adolescente de 14 años, que se bañaba junto a un hermano y primos en el dique Campo Alegre, no logró salir y hasta anoche era buscado por efectivos de la Policía Lacustre, de la comisaría de La Caldera y gente en kayak que se sumó para colaborar.
Aunque los datos personales no fueron informados, se supo que el jovencito había ido al dique cercano a la localidad de La Caldera, a pasar el día con un tío, un hermano y primos. A media tarde, junto a un hermano se metieron al agua a bañarse, probablemente confiados en que el embalse está con un nivel bajo.
Sin embargo, en determinado momento su hermano -quien sería algunos años mayor- y otros familiares ya no lo vieron.
"De repente uno de ellos no pudo salir", dijo consternada una lectora de El Tribuno que relató lo que sucedía en el embalse ubicado a casi 30 kilómetros al norte de la capital.
De inmediato, llamaron al sistema de emergencias 911. Una patrulla de la comisaría de La Caldera, un equipo de la Policía Lacustre y varios kayakistas que practicaban en las aguas del Campo Alegre iniciaron la búsqueda del chico.
Cerca de las 20, cuando la luz del día comenzaba a ceder ante la noche, la búsqueda continuaba aunque lo más probable era que se suspendiera una vez que la oscuridad fuera total. Si el chico no era hallado, se preveía retomar las tareas una vez que amaneciera, indicaron fuentes de la Policía.
El dique Campo Alegre es un lugar muy concurrido por familias y grupos de amigos que encuentran en sus costas y laderas de los cerros cubiertos de pasto un lugar para pasar el día. Muchos ingresan al agua desprevenidos de lo peligrosa que pueden ser.
Ayer recordaban varias personas en el dique que hacía un año un joven jujeño que participaba de un triatlón se ahogó en este embalse. No se supo qué le sucedió ya que el hombre tenía buen estado de salud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia