Quince personas, entre mujeres, hombres y jóvenes, todos mayores de edad, fueron detenidas ayer en el marco de un gran operativo desplegado en la ciudad. Son miembros de tres familias que se dedicaban a comercializar droga en sus barrios, una importante banda delictiva que fue desarticulada por efectivos de las fuerzas de seguridad provincial y federal. Según fuentes policiales consultadas por El Tribuno, hoy seguirán los allanamientos en otros puntos de la ciudad.
Desde las primeras horas de ayer los uniformados comenzaron a movilizarse. Los altos mandos de la fuerza impartieron las órdenes para que distintos grupos de seguridad se organizaran para llevar a cabo las acciones antidroga en Salta capital. Según informaron miembros de la misma fuerza, es la primera vez que policías provinciales y federales fusionan sus servicios en un operativo. Algunos grupos fueron citados para las 3 de la mañana, otros un poco más tarde. Se afectó aproximadamente a 250 policías entre ambas fuerzas. Participó también el GOPAR (Grupo de Operaciones de Alto Riesgo), Caballería, la División Montada y Drogas Peligrosas.
Los ojos bien abiertos y sacudiendo una y otra vez su cabeza, fue la reacción de un joven apostado en una de las paredes de una vivienda del barrio 20 de Junio. El gesto obedeció a la enorme sorpresa del joven, quien junto a otros al parecer llegaban de alguna juntada, pero sobre todo el gesto fue no creer lo que estaba viendo: una enorme movilización de efectivos que ingresaban a dicha zona. Armados, los policías se bajaron de las camionetas y comenzaron con el operativo, mientras el muchacho se convertía en un espectador de lujo.
De manera simultánea el personal policial se diseminó por los barrios Villa Juanita, 20 de Junio, Villa El Sol, asentamiento Juanita y Siglo XXI. El objetivo primordial fue desarticular el accionar delictivo de tres familias conocidas en el ambiente del microtráfico. Hasta el momento son 15 las personas detenidas entre mujeres y hombres, y no descartan seguir atrapando gente con algún tipo de vínculo a las tres familias que fueron reducidas en sus viviendas ayer por la mañana.
En el operativo realizado ayer intervino el Juzgado Correccional número 2, mientras que a cargo del mismo estuvo la Fiscalía Penal 2. Para hoy está previsto que sigan los allanamientos en diversos barrios de la ciudad en pos de seguir combatiendo la expansión del menudeo y el microtráfico de droga en general.

Tres familias

"Gracias a la buena sincronización y el funcionamiento del operativo, no tuvimos que lamentar heridos de ningún tipo, se trató de un operativo sin violencia", expresó uno de los uniformados que participó de los allanamientos. Por lo general, este tipo de maniobras que se desprenden de manera sorpresiva por parte de las fuerzas de seguridad se realizan en zonas marginales, sectores donde la droga y el alcohol hacen estragos no solo entre los mayores, sino, y lo que es lamentable, entre jóvenes y hasta niños.
El Tribuno recorrió algunos de los lugares donde se efectuaron los allanamientos y pudo averiguar, según comentarios de los vecinos, que los integrantes detenidos pertenecerían a las familias Góngora, Chabela y la de los hijos de esta última de apellido Flores. Según la información recogida, se trata de grupos familiares que se dedicarían a la comercialización de sustancias prohibidas desde casi toda la vida.

Marihuana y pasta base

Sin especificar la cantidad total de droga secuestrada, fuentes policiales apuntaron que las sustancias secuestradas fueron pasta base y marihuana. La primera es la llamada "droga de los pobres" o "droga callejera", surge y nace de los desechos de la droga, ya que se elabora a partir de los residuos de la cocaína. Hace un tiempo largo el microtráfico logró introducir este desecho y hacer estragos entre los que menos tienen, transformándose en una sustancia popular en las villas y los márgenes de la sociedad.

Operativo de "alta tensión"

El operativo que se llevó a cabo desde las 6 en distintos barrios de la ciudad surtió efecto en algunos vecinos que se acordaron del realizado por la fuerza federal en octubre pasado en el barrio Alta Tensión. Si bien no hubo ningún tipo de vínculo, en algún punto los allanamientos tuvieron el mismo fin: combatir el microtráfico de drogas en la ciudad. Además, en ambas oportunidades fueron los vecinos quienes tuvieron una participación trascendental en la investigación policial, ya que fueron ellos quienes denunciaron el delito cometido por las familias transgrediendo la ley 23.737.
El efecto sorpresa fue el utilizado por las fuerzas en ambos operativos. En el barrio Alta Tensión, además de atrapar y desarticular la banda/familia dedicada a la comercialización de estupefacientes, los efectivos federales lograron también la captura de ocho funcionarios policiales implicados en la causa. Los uniformados se encargaban de despejar el área de venta en la zona. En dos meses, a raíz de dos operativos desplegados en la ciudad, 25 personas fueron detenidas por infringir la ley de estupefacientes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...