El alerta contra el dengue, zika y chikungunya continúa vigente. Ante esta situación se hace necesario seguir con las medidas preventivas para atacar los focos infecciosos.

De acuerdo a un informe presentado por la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad en febrero se descacharraron un total de 816 viviendas en diferentes puntos de la ciudad y se extrajo casi una tonelada y media de chatarra entre las dos etapas que se desarrollaron en la ciudad.

Las cuadrillas trabajaron en los barrios: Juan Manuel de Rosas, Unión, 1 de mayo, 17 de Octubre, Lepoldo Lugones, Juan Pablo II, 15 de Septiembre, La Tradición, Patricia Heitman , Floresta, Santa Cecilia, Finca Independencia, Asunción, El Cambio y San Isidro.

En los lugares intervenidos los agentes supervisaron las viviendas, eliminaron todo elemento considerado como reservorio del agente transmisor y concientizaron a las familias sobre la importancia de mantener limpio los espacios.

Se calcula que alrededor de 2448 vecinos participaron de esta campaña de prevención que se desplegó con la asistencia de agentes sanitarios e integrantes de la cooperativa Mujeres Argentinas Superadas.

El próximo paso anunciado por la comuna serán avanzar con un Plan de Contenerización de Residuos. El mismo arrancaría la próxima semana y consistirá en instalar 25 contenedores en diferentes puntospara que los vecinos depositen allí chatarra y basura inorgánica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora