El autor del ataque de este viernes, en la ciudad alemana de Múnich, no tenía relación con el Estado Islámico (EI), afirmó esta mañana, en rueda de prensa, el jefe de policía Hubertus Andrä.
El agresor, un estudiante de 18 años nacido y criado en Alemania, actuó en solitario, dijeron las fuerzas de seguridad, que también indicaron que no hay indicios de que el joven tuviera cómplices y que creen que el atacante podría haber sufrido problemas psiquiátricos.
El fiscal Thomas Steinkraus-Koch, que también participó en la conferencia de prensa, dijo que el atacante podría sufrir alguna enfermedad de tipo "depresivo", pero no dio mayores detalles reportó la agencia DPA.
Durante la requisa que se realizó en su habitación se encontraron evidencias de su interés por anteriores matanzas, de las que recopilaba información.
Las víctimas mortales que deja el tiroteo proceden, según la policía, de Múnich y entre ellas no se encuentra ningún turista o ciudadano extranjero.
Por último, se informó que para perpetrar el tiroteo, el joven utilizó una pistola ilegal del calibre 9 milímetros y en el interior de su mochila se encontraron unas 300 municiones.
Por otra parte, la policía alemana confirmó que entre las víctimas mortales del tiroteo de este viernes por la tarde en Múnich figuran cinco jóvenes mientras que las otras cuatro personas fallecidas, con excepción del atacante de 18 años que se suicidó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora