Un cargamento de medicamentos oncológicos importados fue detenido en la frontera norte cuando era ingresado en cadena de frío hacia nuestro país, donde iba a ser comercializado, según informó Gendarmería Nacional.
El ciudadano de nacionalidad boliviana que pretendió evadir la ley de medicamentos quedó detenido.
Según fuentes de Gendarmería, los medicamentos eran transportados en una conservadora, sin poseer el aval correspondiente para su ingreso al país.
Los uniformados detuvieron al sujeto que trasladaba las drogas utilizadas en medicina para frenar o paliar los efectos del cáncer.
El cargamento fue valuado por peritos de la fuerza en 549.346 pesos, precio de laboratorio.
El hallazgo de este nuevo tipo de contrabando, alentado por la fuerte devaluación del peso y el alto costo del dólar en el país, fue posible por el intenso patrullaje del personal federal en los innumerables pasos clandestinos que se ubican sobre los límites de los barrios de Salvador Mazza y colindantes con urbanizaciones del vecino país.
El decomiso se realizó el pasado martes cuando efectivos del Escuadrón 61 Salvador Mazza, realizaban patrullaje próximos al denominado sector 3, cuando controlaron a una persona que transportaba una caja tipo conservadora.
Al realizar la inspección sobre los elementos del ciudadano extranjero, los gendarmes observaron la presencia de 11 cajas de medicamentos destinados al tratamiento de enfermedades oncológicas.
El Juzgado Federal de Orán, a cargo del juez subrogante Jorge Gustavo Montoya, dispuso detener al hombre involucrado al calificar su accionar como una infracción a la ley 22.415 del Código Aduanero.
También ordenó secuestrar los medicamentos y darle la inmediata intervención a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para determinar si se trata primeramente del medicamento en sí o de una falsificación o placebo.
Antecedentes
El tráfico de medicamentos tiene ya varios antecedentes en la provincia. En la capital salteña, el 4 de agosto del año pasado un hombre retiró drogas oncológicas desde las oficinas de un correo privado, supuestamente por orden de funcionarios de Salud Pública.
La carga fue valuada en su momento en $2,5 millones.
Por el hecho se tramitó un expediente penal en la Fiscalía Penal 10, a cargo de Ramiro Osorio.
Ese día, de acuerdo a lo denunciado por personal de Ocasa, el supervisor de la planta de almacenamiento de la firma recibió un llamado telefónico del jefe del Programa de Oncología del Ministerio avisándole que enviaría a una persona a buscarlos en la planta del Parque Industrial. Ese 4 de agosto en la guardia de Ocasa se presentó un médico para retirar las drogas oncológicas pero no presentó su documento de identidad, igualmente le entregaron una conservadora con los medicamentos. El robo se había consumado y fue denunciado por Martín Medrano, gerente comercial del NOA de Ocasa, el día 12.
Los medicamentos nunca aparecieron, pero el faltante perjudicó a muchos argentinos. Hace unos días un cargamento de oncológicos fue reingresado al país.

El cambio favorece

Para el presidente de la Cámara de Farmacias de Salta, Francisco Puló, hasta hace dos meses muchos pacientes chilenos y bolivianos preferían adquirir tratamientos completos en farmacias de nuestro medio. Tras la devaluación hubo un desajuste de precios y tal parece que ahora los beneficia mucho más.
Al ser consultado sobre la peligrosidad de este contrabando aseguró que "hay que ver el origen de esos medicamentos, la calidad de los mismos y si son verdaderamente lo que la caja y el prospecto indican".
Al respecto, sostuvo que lo que se vende en esta capital tienen los avales de calidad y legalidad absoluta.
Dijo no conocer el informe, pero "si hubo decomiso y detención del contrabandista es porque no tenía papeles que indicaran que no se trataba de un contrabando sino de un tratamiento personalizado".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


sergio lopez
sergio lopez · Hace 8 meses

La vida del ser humano tiene mayor valor que si es o no contrabando, creo que ante este desajuste de la moneda y la necesidad de vivir del enfermo, el gobierno debe intervenir dejando al ciudadano la libre elección de compra justificada y no intervenir como tercero para evitar el incremento del medicamento o para que los intervinientes saquen provecho de la necesidad del necesitado. Cuando se quiere se puede!!!!!

Erik Larsen
Erik Larsen · Hace 8 meses

El estado sigue matando gente y afanando al laburante con la exusa del código aduanero de Videla. El gobierno tiene que recaudar, y en ese tren no perdona ni a los enfermos de cáncer.


Se está leyendo ahora