Trae la marea de internet -parafraseando a Pablo Neruda, que aquel océano de dones y de destrucciones se podría ajustar muy bien a una definición de la red de redes- un poema "Cancún, yo te amo", de Pedro Solís Rodríguez.
"He llegado a esta tierra como extraño/ Y he dejado a otras gentes y a otro estado,/ pero ahora con el paso de los años,/ ya soy parte de ti, me has adoptado". Y dos salteños Lejos del pago le ponen el cuerpo a este experiencia poética.
Hace más de un año a Gabriela Melisa Villafañe (31) y Daniel Cruz (30) les llegó una propuesta laboral desde México. Para ellos fue el momento de alzar a su hija Celeste, entonces de un año y tres meses, vencer resistencias de seguridad y abrazar la aventura.
Desde Las Escaleras, un hotel boutique en San Cristóbal de las Casas (estado de Chiapas) llamaron a Gabriela para cubrir una vacante de recepcionista, pero al llegar ellos ya la había ocupado otra persona, de modo que Gabriela aceptó trabajar de moza. En México la página turística TripAdvisor es un marco de referencia del desempeño de los empleados de hotelería. En ese sitio doce clientes diferentes en solo tres meses habían destacado la excelente atención al huésped de la salteña y de esta manera resultó elegida empleada del mes; sin embargo, esta distinción no le conllevó un beneficio porque al producirse otro puesto en recepción se lo denegaron aduciendo que se desempeñaba muy bien como moza. Gabriela había estudiado el Profesorado de Inglés en Salta y se sentía calificada para integrar el front office.
Luego en el Café Bar 500 Noches se desempeñó como hostess, es decir, quien aborda a los clientes a la entrada del restaurante y los invita a entrar o acomoda a las parejas y familias de acuerdo con la disponibilidad de mesas. "Había música en vivo todos los días, era música trova y vendían menús a la carta, vinos provenientes de todos los continentes y la decoración tenía un estilo español, ya que el creador del bar se había basado en Joaquín Sabina", relató. Los comensales se deshacían en elogios para con Gabriela y le recomendaban que se trasladara a Cancún, donde, le aseguraban, hallaría mejores oportunidades. "Siempre fue mi sueño vivir cerca del mar, en un clima cálido y un lugar con comida exótica", comenta.

Buscando cambios

Atendiendo este consejo y mientras vivía en San Cristóbal Gabriela enviaba su currículum vitae a diversas compañías en Cancún y desde una le hicieron una interesante propuesta. Era un requisito excluyente que residiera en Cancún para hacerle una entrevista y por eso el matrimonio vendió todo lo que se había comprado en San Cristóbal y se embarcó a concretar otro sueño.
"Nos sentíamos aventureros y más que nada nos daba miedo vender todo lo que habíamos alcanzado a comprar en San Cristóbal por nuestra bebé que era tan chiquita; pero, a la vez, con ella al lado nos sentíamos más fuertes y creíamos que con esto quizá le estábamos enseñando a luchar por lo que uno sueña", comenta.
Con el pensamiento en positivo la salteña llegó a la oficina de Recursos Humanos de Sunset, un grupo con hoteles en Cancún y la Ribera maya. Quería aplicar para concierge, es decir, quien asiste al huésped apenas este pisa el hotel; pero en la evaluación, le ofrecieron ser la asistenta de gerencia de concierge. Hoy trabaja allí y su marido está encargado de un bar situado en la zona hotelera.
Nunca una verdad más cruda como aquella que reza que nadie es profeta en su tierra.
"Acá es fama que los mexicanos son muy perezosos y cuando contratan a trabajadores argentinos lo hacen pensando en que el argentino va a trabajar sin cuestionar", explica. En las zonas turísticas de México reciben a muchos visitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es sabido que la de "porteño" no es solo una identidad que suele asignarse por haber nacido o residir en determinada geografía, sino que se aplica a ciertas características (impaciencia en el trato, gesticular y hablar muy alto, cierta viveza criolla) para las que en ciertas ciudades hay poca tolerancia. De ello da cuenta Gabriela. "Siento que por los porteños a veces no estamos bien vistos los argentinos. Cuando vos decís que sos argentino te comentan: 'Uh, sos agrandado, egocéntrico' y siempre trato de hacerles entender que no somos así, que no todos nacemos con coronita y que a muchos nos cuesta crecer", expresa. Sobre los mexicanos dice: "Son muy reservados y muy desconfiados al principio, como que les cuesta entablar una relación con una persona de otro país; pero es cuestión de que te conozcan para que cambien de opinión. Entonces se convierten en gente muy cálida y súper buena onda. Este es el trato que tengo con mis compañeros de trabajo".
lejos.jpg

Ilustre visita

Entre el 12 y el 17 de febrero México recibió la visita del papa Francisco. "Soy muy católica y desde que supe de su llegada me llené de alegría", recuerda Gabriela. Dos meses antes del desembarque del sumo pontífice ya se había difundido la agenda de sus actividades y las rutas que haría el cortejo. Los salteños recuerdan que esos días se triplicó el trabajo y las calles parecían ríos de gente. "Todo era fiesta. Recuerdo que tres días antes ya estaba cercado todo el centro para evitar el amontonamiento de gente, pero fue inevitable ya que todos querían verlo", rememora. El Papa llegó a Chiapas el 13 de febrero, a las 9, y los tres se fueron para intentar -como miles- salir a su encuentro.
Al ver que avanzar entre la marea humana se volvía imposible estaban volviendo sobre sus pasos cuando escucharon que desde una estación radial advertían acerca de un cambio en el recorrido. "Justo había elegido pasar por donde nosotros estábamos parados y entonces fue como un milagro. Lo vimos de frente, a menos de cinco metros, con toda su alegría, saludando desde su carro blindado", comparte y la emoción del momento aún le engrosa la voz.

La sorpresa

Gabriela confiesa que la embarga la nostalgia más honda cuando ve a sus contactos de Facebook compartir los cerros con cumbres nevadas de una Salta invernal que añora. "San Cristóbal era muy parecido a Salta, sus calles, su olor, el clima, y es por eso que nos quedamos tanto tiempo; pero de Cancún nos atrajeron mucho el mar y los atardeceres", señala. Acerca de criar a hijos en el exterior, dice que Celeste (3) está en "otro mundo, ya que el idioma es igual pero las expresiones y las palabras son muy diferentes. Ella no tiene amiguitos, pero está por empezar la guardería. Recién a los 3 años puede ir y hasta ahora solo ha estado con nosotros".
Daniel trabaja por las noches y Gabriela durante las mañanas, por lo que es ven poco tiempo durante la semana, aunque los días de descanso disfrutan a pleno de la vida en familia.
Gabriela está embarazada de nueve semanas y le divierte pensar que muchos sabrán de la primicia a través de esta nota. "Será un mexicano-argentino hincha del albo", bromea, mientras desliza una mano protectora sobre su incipiente panza.

El recuerdo de Salta

Este matrimonio dice que de su tierra extrañan las comidas, ir a la cancha -son fanáticos de Gimnasia y Tiro- y el estar con la familia. "Allá dejé a mi abuela que en unos días cumple 88 años, a mi mamá, a mis hermanas y a mis seis sobrinos a los que veo crecer a través de las fotos. Y mi marido a sus padres, sus hermanas y sus sobrinos", detalla Gabriela. Luego destaca que allá crecieron como familia y laboralmente, inmersos en otra cultura. Ahora tienen la conciencia de que la voluntad se basta para lograr el progreso laboral aunque medien ocho países de distancia con la tierra de uno.
Los elegidos de Melisa
Una comida: los tacos son la especialidad gastronómica de los mexicanos. Gabriela los prefiere hechos de cochinos pibil (cerdo continental en tiritas).
Una bebida: la cerveza bien helada, afirma Gabriela, es la compañera ideal de los sabores robustos y picantes de la comida tradicional mexicana.
Una música: sugiere la banda sinaloense, un ensamble de música tradicional y popular surgida a principios de los años 20 en el noroeste de México.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


shazzan shazz
shazzan shazz · Hace 4 meses

Excelente Dani éxitos! Que bueno q dejaste el super vea y te jugaste!!! Muchos éxitos!

enrique alcala
enrique alcala · Hace 4 meses

Estos sudocas en el exterior son argentinos.

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 4 meses

Ademas tienen caras de mexicanos.


Se está leyendo ahora