Más de 180 personas privadas de su libertad en Salta están en condiciones de acceder próximamente a un novedoso sistema de monitoreo y rastreo electrónico. El plan contempla a quienes deban cumplir prisión domiciliaria y será puesto en marcha por primera vez en Salta durante septiembre.
En base a un convenio firmado recientemente entre el Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la Provincia y la cartera de Justicia de la Nación, la primera etapa incluye la entrega de treinta dispositivos. Los mismos ya se encuentran en Salta pero aún restan definir algunos detalles para su implementación.
La intención de utilizar pulseras electrónicas para personas con prisión domiciliaria apunta a descomprimir la cantidad de población alojada en las diferentes unidades carcelarias del sistema penitenciario de la Provincia, donde actualmente hay 2.700 internos.
Una de las ventajas que ofrecen los dispositivos es que se evita la necesidad de que personal de la fuerza de seguridad vigile a los detenidos en sus domicilios.
El funcionamiento
El funcionamiento de las pulseras se basa en un software que activa una alarma cuando el arrestado sale del perímetro de su domicilio. El Servicio Penitenciario toma conocimiento de la situación y actúa de acuerdo al protocolo.
Pablo Alavila SEC. POLÍTICAS PENALES " Estimamos que hacia fin de año se puede incrementar la cantidad de pulseras"
"Este sistema electrónico representa una herramienta muy importante. Estimamos que hacia fin de año se puede incrementar la cantidad de pulseras. La supervisión del sistema de control la realizará el programa de inserción social y supervisión de presos y liberados", dijo a El Tribuno el secretario de Políticas Penales de la Provincia, Pablo Alavila.
"La primera etapa del proyecto se iniciará en los próximos días mediante una reunión entre los equipos de trabajo de ambos ministerios para determinar de qué manera se realizará la capacitación del personal", agregó el funcionario.
Luego está previsto un encuentro entre autoridades de Políticas Penales, Ministerio Público y Poder Judicial para establecer quiénes serán las primeras 30 personas en ingresar al sistema.
Los fondos para la implementación de los dispositivos correrán por cuenta del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.
La cartera también firmó hace algunos días un acuerdo con la Provincia para la entrega de treinta dispositivos duales para combatir la violencia de género.
Para varones y mujeres
Las pulseras electrónicas para quienes cuenten con arresto domiciliario tendrán como destinatarios tanto a varones como a mujeres. La metodología para otorgarlas estará en manos del juez de ejecución.
Federico Uldry SEC. DERECHOS HUMANOS "El sistema permitirá que se active una alarma ante la proximidad entre víctima y victimario"
La iniciativa forma parte del Programa de Asistencia de Personas bajo Vigilancia Electrónica, creado en junio de 2015.
La población penal en Salta se encuentra distribuida en la unidad carcelaria número uno de villa Las Rosas; la unidad carcelaria número cuatro de mujeres; la alcaldía de Ciudad Judicial; dos granjas penales (Rosario de Lerma y Cerrillos) y las cárceles número dos y tres de Orán y Tartagal con sus respectivas alcaldías.

Dispositivos duales para la violencia de género en Salta

Se trata de pulseras electrónicas, que se colocarán a víctimas y agresores. En Salta se incorporarán 30 dispositivos duales de control electrónico para el monitoreo y supervisión de agresores y víctimas de violencia de género. Estos serán otorgados en base a una medida dispuesta por alguno de los juzgados de violencia familiar que funcionan en el territorio de la provincia.
Como parte de los acuerdos firmados hace días entre las carteras provincial y nacional de Justicia y Derechos Humanos, Salta (al igual que otras provincias como Córdoba, Buenos Aires y Chubut) también contará con pulseras electrónicas para reforzar la vigilancia en casos de violencia.
El sistema comenzará a funcionar antes de fin de año y, de acuerdo a lo expresado por las autoridades locales, servirá para profundizar la labor desarrollada por los botones de pánico. En la actualidad existen 170 de estos botones activos en las calles de toda la provincia.
"Será la primera vez que se ponga en práctica el sistema en Salta y, por la geolocalización que posee, permitirá que se active una alarma ante la proximidad entre víctima y victimario o bien dar aviso de esa cercanía", dijo a El Tribuno el secretario de Derechos Humanos de la Provincia, Federico Uldry.
Ambos integrantes de la pareja deberán llevar los artefactos del control. El alerta de proximidad será enviado al 911, que actuará en consecuencia.
La supervisión de las pulseras correrá por cuenta del mencionado sistema de emergencia.

Tema de análisis

La implementación de los dispositivos duales para casos de violencia de género podría generar debate por algunos aspectos que aún no están claros.
Una de las polémicas podría generarse por la colocación de un dispositivo que no se puede quitar a personas que, si bien pudieron haber sido denunciadas e imputadas, aún no recibieron condena por parte de la Justicia. Así lo explicó el secretario de Derechos Humanos Federico Uldry.
"La facultad de obligar a una persona que no está condenada sería uno de los impedimentos con los que se encontraría el sistema, pero a este tema hay que analizarlo por encima de la cuestión garantista", expresó el funcionario. "Hay que priorizar la vida de las mujeres en riesgo, así que estoy seguro de que la Justicia encontrará el mecanismo para imponer esa obligatoriedad", agregó Uldry.
Todavía no hay fecha para la entrega de las pulseras pero se estima que será antes de fin de año. Por estas horas se analiza qué empresa será la encargada de proveerlas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora