Decenas de desempleados de Pichanal comenzaron una manifestación en las puertas de ingreso de la empresa TGN, que se encuentra realizando tareas en el gasoducto que atraviesa la zona, sobre la ruta 34.
Los manifestantes exigen que la firma contrate para los trabajos mano de obra local y que los acuerdos por los puestos laborales se realicen directamente con los desocupados, sin intervención del Gobierno local o provincial, para evitar que el proceso sea politizado.
En declaraciones a medios locales, Sergio Blanco, un exempleado, aseguró que son más de 100 los obreros que se manifiestan en las puertas de la empresa en reclamo a sus demandas de trabajo.
"Todavía falta la segunda etapa de la obra, para la que se necesitan más de 100 obreros, por eso estamos pidiendo la oportunidad de trabajar. No queremos gente de afuera. Nos sentimos discriminados, porque también estamos capacitados para este trabajo", sostuvo.
Asimismo, dijo que no quieren que el Gobierno intervenga en la asignación de los puestos laborales, porque "acomodan gente por conveniencia o deudas políticas", se quejó.
Unos diez obreros procedieron a encadenarse en el lugar. Pedían dialogar con algún representante de la empresa para tratar de llegar a un acuerdo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia