Domingo 13, 17.30, parada del 7E, en el barrio Las Tunas. Elba Paredes esperaba el colectivo cuando fue atacada por un perro. El animal le provocó una importante herida en la parte inferior de la pierna izquierda y, en una segunda embestida, lastimaduras en la otra pierna. La mujer, de 62 años, volvió a su casa, con su pantalón blanco ensangrentado, en busca de un familiar que la trasladara a algún centro asistencial. De inmediato sus hijas, Débora y Lorena, la llevaron para que le hicieran las primeras curaciones en la salita del barrio Los Pinares porque en Las Tunas no hay ningún tipo de asistencia para la salud.
"El enfermero de Los Pinares le colocó la vacuna doble para adultos, le hizo una primera revisión y le dijo que tenía que ir a un hospital, urgente, para que la atiendan antes de las 6 horas después de la mordida", recordó Lorena, para luego relatar lo que consideró "una desatención inconcebible" en el hospital Del Milagro.
"En la entrada nomás, el hombre de seguridad no quería dejarme pasar, pretendía que entrara mi madre sola. Para que me permitiera acompañarla adentro del hospital tuve que explicarle que tenía una pierna desgarrada por un perro pero además, presión alta, osteoporosis y hernia de disco, por lo que no podía quedarse sola", recordó Lorena y subrayó que "en los pasillos había como diez pacientes que nadie atendía".
"Recién, cerca de las 19.30 -continuó-, nos atendió una enfermera que le tomó la presión y otros valores, tras lo cual le pregunté si ya la veía el médico, a lo que me contestó que la vería el médico de guardia que entra a las 20. Yo, enfurecida y sin poder creer lo que pasaba en ese hospital pregunté si no había otro médico, a lo que la enfermera me contestó: "bueno señora, espere ahí y no se queje, todos están esperando''".
Minutos después, Lorena tomó del brazo a su madre y la llevó hasta la guardia. "Ahí había un doctor con un joven ebrio que había hecho una contravención, con dos policías. Insistí, cada vez en peor tono, con la presencia de un médico, porque mi mamá se descomponía y seguía sangrando, a lo que la enfermera, cerrada en su postura, volvió a decirme que tenía que esperar el cambio de guardia".
"Cerca de las 20 apareció un hombre con un ambo negro, que resultó ser el médico de guardia a quien la enfermera le dijo que en el pasillo había una señora que vociferaba porque no había médico de guardia", siguió relatando Lorena, tras lo que repitió lo que en esa oportunidad le dijo al médico: "Yo soy la que vocifera porque quiero que atiendan a mi mamá de una vez, ella necesita atención urgente y no lo consigo".
El médico le dijo que su mamá podía esperar, a lo que Lorena insistió en la gravedad de las heridas de la señora.
"Por fin, el médico de ambo negro, llamado Bruno Héctor Molina, se acerca mi mamá, le arranca la cinta de los primeros auxilios en Los Pinares y dijo: "Esto es para suturar, nosotros no hacemos eso acá, se van a tener que ir hasta el San Bernardo porque acá no hay cirujano. Y me tiró sobre el escritorio un papel con la derivación".
"Cuando llegamos al San Bernardo había dos personas adelante de nosotras en la guardia. Pasaron unos pocos minutos y nos llamaron. Nos atendió el doctor Matías Armada, de excelente trato y profesionalismo.Suturó a mi mamá sin demora alguna, nos dio la receta para el antibiótico y por fin pudimos volver a casa", puntualizó Lorena, quien recordó que "entre idas y vueltas" gastaron por lo menos 300 pesos en remis. "Otra cosa muy distinta sería si a mi mamá la hubieran suturado en el barrio o, por lo menos en la zona, en vez de tener que recorrernos media ciudad y pelear con medio mundo para que la atiendan como corresponde", puntualizó Lorena

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


MIGUEL ANGEL DAVILA
MIGUEL ANGEL DAVILA · Hace 11 meses

FALSO MEDICO QUE SE VALLANN CAMBIEN DE PROFESION

MIGUEL ANGEL DAVILA
MIGUEL ANGEL DAVILA · Hace 11 meses

Pero que hacen estos incensatos, donde estudiaron Medicina, que falta de sensibilidad todo aquel que estudia Medicina sabe como realizar una SUTURAAAAA¡¡¡¡, en manos de quien estamos en la salud con estos Inutiles, Dios nos Libre y Guarde con estos Guzanos de la Medicina y este MEDICO BRUNO HECTOR MOLINA, REPITO...PARA QUE SE ENTIENDA BRUNO HECTOR MOLINA, ES DE LO PEOR NO SABE NADAAAA, COMPRO EL TITULO ,, AVERIGUEN...

Grace Wergo
Grace Wergo · Hace 11 meses

Y NO PRESENTARON UNA QUEJA?? NO LO DEJARON TAMPOCO HACER ESO?.... QUE BRONCA... ESTÁN CAPACITADOS PARA REALIZAR UNA SUTURA, NO TIENEN LA MENOR VOLUNTAD, SINO QUE DEJEN LA CHAPA DE MÉDICO Y SE DEDIQUEN A OTRA COSA. HARTA QUE EL HOSPITAL SR. DEL MILAGRO SEA EL BLANCO DE LAS QUEJAS POR MÉDICOS QUE NO TIENEN LA MENOR GANA DE TRABAJAR.


Se está leyendo ahora