Moisés Balderrama, el intendente de Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia, desmintió ayer el despido de 81 empleados municipales, información que se escuchaba fuertemente en las radios de la zona y que ya varios daban por cierta.
La incertidumbre laboral de los que afirmaban haber quedado sin trabajo y el temor a manifestarse de los que se fueron de la Municipalidad son los sentimientos que por estos días invaden a los pobladores de ese municipio del Chaco salteño, que es uno de los más pobres de la Argentina, en el límite con Bolivia y Paraguay.
"El martes repartieron las notificaciones de cese de contratos, pero nos parecen truchas, sin ningún valor legal", contaron a El Tribuno varios de los que denunciaban haber quedado sin trabajo. "El miércoles se rumoreaba que los despidos seguirían con empleados de la planta permanente con menos de un año de antigedad. Y, al mismo tiempo, quedó flotando la posibilidad de reincorporar a algunos cesanteados. Todo eso nos hizo cerrar la boca", comentaron, y recordaron que los contratos tenían vigencia hasta el 19 de junio.
Sin embargo, ayer, tras ser consultado por El Tribuno, el intendente reconoció la situación, pero aclaró que en ningún momento se trató de despidos, sino de un retraso por parte de la Municipalidad, en el pago de los salarios.
"No había despidos, sino que paramos de contratar a empleados temporarios por un tiempo. Tuvimos ese problema, pero por suerte se solucionó porque se les pagó toda la deuda. Era verdad que había un retraso y que se había parado de contratar. Son personas que se contrataban para servicios de todos los días, gente que hace limpieza y esas cosas. Estaban en un partate, pero hoy (por ayer) se solucionó", aseguró el funcionario.
"No hay despedidos gracias a Dios, sino que teníamos problemas para pagar. Los sueldos de planta permanente los tengo al día. Si tuviera 81 despedidos ya tendría prendida fuego la municipalidad", acotó Balderrama.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora