El hombre detenido hoy en un barrio de Bruselas no es el supuesto tercer miembro del comando que ayer atentó contra el aeropuerto de la capital belga, donde murieron al menos once personas, según varios medios.

La cadena de televisión RTL, que a media mañana había dicho que la persona arrestada en Anderlecht era Najim Laachraui, desmintió la información menos de dos horas después, sin precisar su identidad.

RTL señaló, en cualquier caso, que la operación llevada a cabo esta mañana estuvo relacionada con los atentados de ayer en el aeropuerto y en la estación de metro de Maelbeek, donde hubo una veintena de muertos. La Fiscalía federal belga debería clarificar estas informaciones en una conferencia de prensa convocada después de las 13.00 locales (12.00 GMT).

Según informaciones de los medios de comunicación, no confirmadas oficialmente, Laachraui es el hombre que aparece en la foto junto los que se cree que son dos terroristas suicidas arrastrando unos carros con equipajes, tomada por las cámaras del aeropuerto momentos antes de que se produjeran dos deflagraciones.

Las fuerzas del orden habían lanzado una orden de busca y captura contra él y habían pedido a la población que dieran todas las informaciones que pudieran tener sobre este hombre.

Najim Laachraui tiene 25 años y aparece en una de las fotografías publicadas por la Policía de los tres presuntos terroristas del atentado en el aeropuerto. Lleva un gorro oscuro para taparse la cara y empuja un carrito portaequipajes con una bolsa de viaje, en la que había, presuntamente una bomba.Se trata del tercer hombre cuya bomba no explotó o que él no hizo estallar, según los medios belgas.

El ADN de Laachraui ha sido encontrado en "material explosivo utilizado en los atentados" en París, en los que fallecieron 130 personas, indicó al diario una fuente cercana a la investigación francesa. El hombre partió a Siria en febrero de 2013 y está siendo buscado desde el pasado 4 de diciembre.

Laachraui fue identificado con el nombre falso de Soufiane Kayal en un control a principios de septiembre en la frontera húngaro-austríaca, cuando iba acompañado por Salah Abdeslam y Mohamed Belkaïd, un argelino de 35 años muerto por la policía en la redada de Forest. Había alquilado bajo su nombre una vivienda en la comuna belga de Auvelais, que sirvió para preparar los atentados de París.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora