La semana comenzó con problemas para Cerrillos, porque un grupo de exempleados que quedaron fuera de la estructura laboral volvieron a manifestarse. Dos mujeres se subieron al techo de la casa municipal como lo hicieron el viernes pasado, una tercera se encadenó en la puerta y el resto quemó gomas en la puerta.
Las mujeres argumentaron que son sostén de sus familias y necesitan ser reincorporadas, mientras las autoridades municipales insisten en la imposibilidad de mantener la enorme grilla de personal que dejó como herencia el exintendente Rubén Corimayo, además de deudas millonarias.
"A medida que vamos evaluando la situación descubrimos más irregularidades. La deuda que tenemos que afrontar es de unos 12 millones de pesos y es importante que se entienda que la Municipalidad está para mejorar la calidad de vida de los cerrillanos, no es una bolsa de trabajo", explicó la intendenta Yolanda Vega, mientras anticipa que hoy, a las 11, se reunirá con los gremialistas de Ademus en ámbitos de la Secretaría de Trabajo para destrabar el conflicto.
Las incorporaciones
Son 70 los empleados que, entre mayo y diciembre de 2015, ingresaron a la planta de la comuna, entre áreas política y contratados. "De ese total se notificó la cesantía a 38. Conversamos con los gremios, negociamos la reincorporación de 15, y sobre los 13 restantes vamos a dialogar en la reunión conciliatoria", anticipó Vega. En cuanto a las tres mujeres que reclaman, indicó que estaban en la planta política "y tampoco trabajaban en forma permanente. El resto de los empleados ni las conocen y se nos informó que a principios de diciembre recién comenzaron a marcar tarjeta. Lo que hicimos fue aplicar el estatuto del empleados municipal y dentro de la ley quedaron afuera los que estaban en el marco del periodo de disponibilidad, ya que no tenían un año de incorporados".
Para la intendenta, el pueblo de Cerrillos está cansado de paros y reclamos. Con ayuda de la coparticipación y otros recursos pagaron el aguinaldo, ayer el sueldo de diciembre y el 15 tendrán que afrontar la tercera cuota de ayuda económica de $975.
"La coparticipación solo nos permite cubrir el 70% de los salarios y el resto tenemos que conseguirlo a través de recursos propios o lo que consigamos. Si no pagamos en término los empleados paran y, en consecuencia, no ingresa dinero de los contribuyentes. Si no entran fondos no se pueden brindar los servicios a la gente y así entramos en un círculo vicioso eterno. Los ciudadanos cerrillanos nos dieron el voto de confianza en la gestión y es para ellos que trabajamos", asegura.
Fondos que no aparecen
Vega subrayó que "el exintendente se llevó la coparticipación anterior, se pagó sus sueldos y cheques y por eso la Provincia nos tuvo que dar el dinero para pagar los sueldos. Si los empleados no permiten trabajar regular y normalmente no vamos a salir adelante. Aunque haya paro hay que pagar los aportes y gastos de funcionamiento. A través del director de la Producción y el Empleo dialogamos con empresarios y comerciantes para que puedan absorber a los despedidos, que les den una oportunidad. Es decir que los funcionarios les estamos buscando empleo y esperemos que quieran trabajar en la parte privada, porque el municipio está quebrado", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


Jorge Rodriguez
Jorge Rodriguez · Hace 10 meses

YOLANDA VEGA la gente no te votó para que le estés buscando laburo a estos ñoquis, que se levanten temprano y salgan a buscar trabajo como cualquier hijo de vecino, ó que vayan a hacer la cola de vagos a la ANSES a ver si ligan algo. Ya basta de gastar nuestros recursos para solventar la ineficacia y corrupción del anterior intendente, y a ver si empiezan de una vez por todas a limpiar la basura y arreglar los semáforos.

soy la comadreja
soy la comadreja · Hace 10 meses

caguensé manga de ñoquis ahora a laburar!!!!!