La parroquia Nuestra Señora del Rosario y la Dirección Municipal de Cultura, organizaron por primera vez una misa comunitaria, en este caso celebrada por el párroco local, Víctor Yurquina. Al término de la Santa Misa, los feligreses disfrutaron de la danza y el canto folclórico.
Las actividades se realizaron el jueves 31 de diciembre a partir de las 21 horas en la explanada del templo parroquial, ubicado sobre calle Alvarado y Melchora Figueroa de Cornejo, frente a plaza Independencia.
Cerca de las 23, los presentes disfrutaron de un espectáculo de fuegos artificiales lanzados desde la cúpula del templo parroquial y que fue presentado por la Municipalidad de Rosario de la Frontera.
"La idea fue abrir el año con la solemnidad de la Maternidad Divina de María, es el mejor principio como es también el mejor final de un año que ya se nos fue", manifestó a El Tribuno el párroco local, Víctor Yurquina.
En tal sentido el presbítero expreso que "Ella está a la cabeza de todos los santos, es la mayor, la llena de Gracia por la bondad, sabiduría, amor y poder de Dios; Ella es el culmen de toda posible fidelidad a Dios, amor humano en plenitud. No extraña el calificativo superlativo de "santísima" del pueblo entero cristiano y es que no hay en la lengua mayor potencia de expresión. Madre de Dios y también nuestra y siempre atendida su oración".
Víctor Yurquina PRESBÍTERO “Ella está a la cabeza de todos los santos, es la mayor, la llena de Gracia por la sabiduría y bondad de Dios”.
Esta es la primera vez que se realiza en la Ciudad Termal una misa comunitaria en las horas previas al Año Nuevo y la iniciativa fue muy bien recibida por los vecinos.
Una celebración merecida
En lo particular, desde la Dirección de Cultura manifestaron: "Quisimos estar presentes con una movida cultural acorde al momento vivido. Es así que acercamos a la comunidad rosarina un espectáculo de danza y canto folclórico".
Cuando el reloj marcó las 22.45 hubo un espectáculo de fuegos artificiales que la comunidad toda y los feligreses que concurrieron a la misa pudieron disfrutar en familia.
"Felicito a las autoridades municipales y a la parroquia por todo esto. Es la primera vez que concurro a una misa comunitaria en un fin de año con un espectáculo cultural y de fuegos artificiales. Espero que esto se repita todos los años", dijo Ester Ávila de Arias, una vecina que concurrió a la misa comunitaria.
Propuesta
En otro orden de cosas, el intendente municipal, Gustavo Solís, adelantó que durante todo el verano se ofrecerán actividades culturales que tendrán que ver con la poesía, el canto, la danza, también habrá películas del cine móvil, el arte libre, con la finalidad de posicionar y poner en valor la producción de artistas que no tuvieron el debido reconocimiento en todo este tiempo.
"Vamos a trabajar, no solo en el verano, sino durante todo el año, con cuatro talleres, de canto, danza, teatro y arte".
"La idea es estar presente en todos los barrios de la ciudad para acercar la cultura a la calle. Por supuesto, los fines de semana habrá una movida cultural, no solo para los rosarinos sino para el turista que nos visita", expresó por último el flamante jefe comunal de la Ciudad Termal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora