"Servir incansablemente. Ese fue su mandato", aseguró monseñor Mario Cargnello sobre la tarea episcopal de quien fuera su predecesor, Moisés Julio Blanchoud, fallecido el domingo pasado en la ciudad de Santa Fe. Durante la homilía y funeral realizados ayer a las 17.30 en la Catedral Basílica también se contó con la presencia del cardenal Luis Héctor Villalba, de la ciudad de Tucumán.
Acompañado por 8 obispos y más de 20 sacerdotes de varios puntos de la provincia y localidad cercanas, los restos de quien fue durante 15 años arzobispo de Salta fueron despedidos también por los fieles que se acercaron hasta la Catedral. Los restos de Blanchoud serán sepultados en los próximos días a los pies del Señor del Milagro, donde se están realizando obras con este fin.
Luego de la misa, y con el acompañamiento del aplauso de quienes conocieron la obra de monseñor Blanchoud, el cuerpo fue llevado hacia el Panteón de las Glorias del Norte, donde permanecerá hasta su sepultura final.
Debido a las modificaciones que se debieron hacer en la base del altar del Señor del Milagro, también se retiraron de allí los restos de monseñor José Roberto Tavella, que momentáneamente fueron colocados junto a los de Blanchoud en el Panteón.
Si bien monseñor Blanchoud era oriundo de Santa Fe, él habría expresado el pedido de ser sepultado en Salta, a los pies del Santo Patrono. El lunes, una comitiva encabezada por Mario Cargnello fue la encargada de arreglar y acompañar el cuerpo desde Santa Fe a Salta.
"Le dio la mano a quien lo necesitó, y pese a haberse retirado de sus tareas en Salta -a causa de su edad- nunca dejó de lado su servicio episcopal", detalló monseñor Cargnello recordando el trabajo de Blanchoud. El arzobispo recordó incluso que trabajaron juntos desde agosto de 1998 a septiembre de 1999, antes de su retiro de la casa arzobispal de Salta. Durante la ceremonia -que no contó con la presencia de funcionarios locales- se realizó la lectura de una carta de condolencias enviada por el nuncio papal Emil Paul Tscherrig, bajo las directivas del papa Francisco.
Entre los personajes destacados que se pudieron ver durante la ceremonia estaba el senador provincial Andrés Zotto, quien recordó el trabajo de monseñor Blanchoud. "Su aporte a la Universidad Católica, al crecimiento de la Iglesia y las gestiones para facilitar la visita del papa Juan Pablo II a Salta, se lo debemos en gran parte a él", destacó.
s

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 9 meses

Habiendo sucedido al Ing. Guillermo Schwarcz, en la Presidencia del Instituto Provincial de la Vivienda, Mons. Blanchoud me pidió una solución para una madre que, con sus tres hijos, tenía su casa en una vereda de un barrio de la Ciudad. Al otorgársele el lugar donde vivir, Monseñor me hizo llegar una agradecida nota por la atención a su pedido pero, con un error: estaba dirigida a mi antecesor, el Ing. Schwarcz. Contesté a la misma, pero dirigida a Mons. Carlos Mariano Pérez. Luego, el Obispo entendió la ironía y, entre risas, no reunimos: nos hicimos grandes amigos. Hoy, pido una oración por un gran sacerdote.


Se está leyendo ahora