*

Después de 33 horas, levantaron el corte en la Ruta Nacional 34
Pasadas las 18 horas, los desocupados que cortaban la ruta nacional 34, decidieron levantar el corte y sumarse al registro de beneficiarios que se está realizando en la Unidad Regional n° 4 de Tartagal.-
Los manifestantes ya habían sido intimados por la Fiscalia Federal de Orán a retirarse de la ruta y permitir el libre transito vehicular de cientos de vehículos que estuvieron mas de 36 horas afectados por el corte.
Los piqueteros reclaman planes sociales que el Anses suspendió a la entidad que manejan, por supuestas irregularidades. Desde la organización liderada por José 'Pepino' Fernández aseguran que el Gobierno incumplió su palabra tras la intervención de Fundatrad, la fundación que tienen a cargo, y solo incorporó como beneficiarias a 600 familias de las 1.075 que tenían anteriormente.
La semana pasada, el Gobierno de Salta anunció que los beneficiarios de Fundatrad pasarán a otra fundación de Tartagal. Uno de los problemas que surgió de dicho traspaso es que esa ciudad norteña no está categorizada con el 'coeficiente 4' de alcanza a General Mosconi, que permitía que los beneficiarios de Fundatrad recibieran $1.800 por hijo y $5.400 en caso de chicos discapacitados.
La situación fue dramática
En la mañana de hoy más de 10 kilómetros de fila se formaron al norte y al sur de las barricadas ubicadas en dirección al acceso sur de General Mosconi, mientras José 'Pepino' Fernández aguardaba ser recibido por el titular de la Anses, en Buenos Aires.
En las primeras horas, los camioneros indignados por estar horas aguardando sin que haya solución realizaron un 'contra corte' para evitar que vehículos de menor porte puedan llegar hasta los caminos alternativos y sortear las barricadas.
En esos caminos que no cuentan con ningún tipo de custodia los aborígenes de las comunidades cercanas exigen el pago de $50 por vehículo, a modo de "peaje". Por estos caminos, los automovilistas deben sortear por lo menos cinco barricadas realizadas.
'Pasé cinco piquetes de aborígenes y me quedé sin plata. El último no me dejaba pasar así que tuve que darle un pendrive para que me deje seguir porque amenazaba con romperme el parabrisas', contó un preventista que por su apuro en seguir viaje debió arriesgarse en los caminos alternativos y paralelos a la ruta nacional 34.
Los pasajeros de los ómnibus que dejan las unidades para conseguir otras opciones para seguir viaje deben caminar más de 6 km hasta encontrarse con un taxi o un remis. Madres con niños pequeños en brazos, pasajeros cargando valijas, van y vienen por todo ese tramo de la ruta 34. Afortunadamente, la jornada de hoy se presenta fresca por el momento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...