Después de 34 días, el conflicto gremial que mantuvo paralizado al municipio de Salvador Mazza llegó a su fin.
Esta tarde, en la sede de la comisaría de la localidad, se firmó un acuerdo en el que la gestión del intendente Rubén Méndez se compromete a depositar los sueldos de planta permanente el próximo 11 de julio y el medio aguinaldo el próximo 18.
En la misma acta el ejecutivo municipal se comprometió a no tomar represalias con los trabajadores que participaron de la toma.
El reclamo que comenzara hace más de un mes atrás, quedó desdibujado en el tiempo debido que el municipio fue respondiendo a los pedidos de los agremiados.
Para la firma del acuerdo fue fundamental la participación de Fermín Hoyos, delegado departamental de ATE.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora