Pasaron dos años y el dolor sigue intacto. No se va, está ahí, presente como en el primer día. Ayer se cumplió un nuevo año de la tragedia de Campo Quijano que se llevó la vida de cuatro jóvenes: Ana Belén Jurado, Juan Cruz Jurado, Sergio Rodrigo Tapia y Mario Alejandro Liendro. Ese domingo 19 de enero de 2014, estos chicos fueron embestidos por un automóvil Fiat Uno rojo que era manejado por Jorge Barrientos, mientras comían un asado en el camping municipal. El conductor, de acuerdo con las pericias, había tomado alcohol, perdió el control y terminó adentro del espacio verde .
A las 11, los familiares y amigos de los fallecidos se juntaron en el lugar del accidente para homenajear a las víctimas. En el acto se repintaron las estrellas que se encuentran en el asfalto de la ruta 51 y recuerdan el caso.
María Milagro Durán y Sergio Tapia, padres de Rodrigo; y Alfredo Jurado y Liliana Ríos, padres de Ana y de Juan Cruz, en diálogo con El Tribuno expresaron su necesidad de que se haga justicia y pidieron que el crimen de sus hijos no quede impune.
"Para nosotros la justicia ya no existe. ¿Qué puedo esperar de la Justicia? No me van a devolver a mi hijo. Esta muerte de los chicos no debe ser en vano, que sirva como ejemplo", expresó Sergio a este matutino. Y agregó: "Hay tolerancia cero pero los accidentes siguen. Si la Justicia falla con una condena ejemplar, me parece que es la forma de lograr un cambio. Alguien que maneja en estado de ebriedad sabe que si mata a una persona tiene que ir preso como un asesino".
Por su parte, Alfredo recordó que se cumplieron dos años de la tarde en la que fallecieron dos de sus hijos. "Son años de muchísimo dolor. Estamos esperando que se haga justicia ya que nos postergaron la fecha del inicio del juicio... Sabemos que tenemos que seguir luchando", agregó.
A la familia Jurado esta tragedia le provocó un dolor inmenso. "Realmente te duele el alma. A veces dan ganas de tirar la toalla, pero sabemos que, si no seguimos, va a quedar en la nada y tenemos que luchar por la memoria de nuestros hijos", expresó Alfredo.
Inicio del juicio
Dos días hábiles antes de que comience el juicio por la tragedia de Campo Quijano, la Justicia decidió postergar las audiencias. El proceso que debía arrancar el martes 10 de noviembre y finalizar el viernes 27 con una sentencia se postergó para el 1 de marzo de 2016.
Con esta decisión de la Sala II del Tribunal de Juicio habrán pasado más de dos años desde que ocurrió el trágico siniestro vial hasta que el conductor sea juzgado.
Entonces, en la Sala II del Tribunal de Juicio, se desarrollará la audiencia contra Jorge Omar Barrientos por homicidio simple en perjuicio de Ana Belén Jurado, Juan Cruz Jurado, Sergio Rodrigo Tapia y Mario Alejandro Liendro; lesiones graves en perjuicio de Ámbar Valentina Vargas y lesiones leves en perjuicio de Paola Aramayo, Ana Rivero Meza, Luis Orlando Aguirre, Martín Nicolás Romero y Fabián Alcócer.

Con la vida destruida por un irresponsable
Un testimonio desgarrador de las familias Tapia y Jurado. Los padres de Rodrigo Tapia y Ana Belén y de Juan Cruz Jurado coinciden en algo. Todos sienten que la irresponsabilidad de una persona les destruyó la vida.
"Ya pasaron dos años y las cosas siguen igual. Nosotros tenemos una vida totalmente destrozada. No hay explicación para lo que pasó, ni tampoco consuelo", comentó Sergio Tapia. Y agregó: "Hasta el barrio no es el mismo con la falta de estos tres chicos (Rodrigo, Ana Belén y Juan Cruz) que eran los que siempre irradiaban alegría. Ahora la cuadra esta desierta, porque sus amigos siguen dolidos". Para la familia Tapia hay días en los que cuesta levantarse. "Son bajones que nos agarran. Por adentro no hay alegrías, no hay fiestas, no hay cumpleaños, el dolor nos persigue. Yo miro al cielo y le pregunto a Dios ¿Por qué? No encuentro explicación, es por eso que hasta ahora no acepto la muerte de mi hijo", agregó el padre de Rodrigo.
Todos los días se levanta pensando que su hijo va a abrir el portón y va a entrar a la casa silbando o cantando.
Liliana Ríos, madre de Ana Belén y Juan Cruz contó cómo sigue la vida de Ámbar (hija de Ana). "La bebé nos pregunta todo el tiempo dónde está su mamá, y nosotros le decimos que está en el cielo. Ámbar es la que nos ayuda a salir adelante, pero por supuesto que cuando te hace esas preguntas te tira al piso... duele que se hayan ido tan jóvenes", explicó Liliana. Y agregó: "Mis hijos tenían toda una vida por delante. Los dos con sueños y proyectos. Es doloroso que hayan tenido que terminar así por un irresponsable que nos destruyó la vida".
Para los Jurado, todos los días son una lucha. "Todos los días vos querés verlos y sabés que no los vas a ver y está la tristeza, la desolación, la angustia, todos esos sentimientos que antes no teníamos los tenemos ahora", finalizó Liliana.
turistas1.jpg
<div>Todos las personas que asistieron al homenaje a las víctimas de la tragedia de Campo Quijano. Javier Corbalán</div><div><br></div>
Todos las personas que asistieron al homenaje a las víctimas de la tragedia de Campo Quijano. Javier Corbalán



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora