Las autoridades turcas destituyeron el sábado a 2.745 jueces tras el intento de golpe de Estado llevado a cabo por una facción del Ejército durante la madrugada, informó la cadena de televisión NTV, al citar una decisión del Alto Consejo de Jueces y Fiscales (HSYK, por su sigla en inglés).
Cinco miembros de este consejo, el máximo comité judicial en Turquía, también fueron destituidos, dijo la agencia estatal Anadolu.
El HSYK ha tomado esta decisión en una reunión extraordinaria convocada tras la fallida asonada. Los jueces destituidos serían afines a la "estructura paralela" liderada por el clérigo Fetulá Gulen, exiliado en Estados Unidos.
El gobierno turco anunció también la destitución de 5 generales y 24 coroneles. Además 2.800 militares fueron detenidos, entre ellos dos generales.
El presidente turco, Recep Erdogan, retornó en horas de la madrugada a Estambul, donde fue recibido por una multitud en el Aeropuerto Ataturk. Indicó que el levantamiento fue disuelto y advirtió que aquellos que participaron del intento de golpe de Estado "pagarán un precio muy alto".
Erdogan respondió a las consultas periodísticas en la misma terminal aérea y aprovechó para responsabilizar a Fethullah Gülen –clérigo musulmán radicado en los Estados Unidos– de haber conspirado contra su gobierno. "Recibían órdenes desde Pensilvania", expresó en referencia al religioso, que en horas tempranas había repudiado el intento de golpe.
El fallido alzamiento culminó con 265 muertos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora