Gran indignación causó en la comunidad metanense que sacaran, rompieran y tiraran la cruz ubicada en el cerro La Medialuna, que se encuentra a unos 10 km de la ciudad.
Actualmente es uno de los sectores turísticos más visitados en la zona, al que se accede por sendas con quebradas, rodeado de un imponente paisaje y una gran variedad de flora y fauna para disfrutar.
A este emblemático cerro se lo observa desde la ciudad y, como su nombre lo indica, tiene la forma de una medialuna.
A través de las redes sociales se viralizó rápidamente la imagen de un pequeño trozo de madera que quedó de la cruz, que fue arrancada por vándalos y que aparentemente arrojaron en uno de los barrancos.
Personas que visitaron el lugar observaron lo ocurrido, la buscaron en sectores de los precipicios, pero no la hallaron.
Los orígenes
"Estoy muy dolido e indignado. No entiendo cómo alguien puede atacar el símbolo de nuestro Señor crucificado", lamentó Pablo Burgos, quien acompañado por familiares y amigos fue quien colocó la cruz en la cima para cumplir una promesa por la salud de uno de sus hijos.
"Esta era la cuarta cruz que puse. Recuerdo que la primera tenía 2,50 metros de altura y cuando la rompieron hice otra de quebracho colorado de unos cuatro metros de altura, pero también la destruyeron. Lo mismo pasó con la tercera y ahora con la cuarta. Creo que la primera la colocamos hace unos 28 años, cuando pedí por la salud de mi hijo y le hice una promesa a Moisés, quien fue el único hombre que habló con Dios", señaló Burgos.
Pablo y su ya fallecido hermano, Vicente Burgos, fueron dos reconocidos deportistas de San José de Metán, y por sus trayectorias el complejo deportivo municipal lleva sus nombres.
Por su parte, la Municipalidad de Metán repudió que la cruz fuera sacada y destruida y anunció que se va a instalar otra en la cima del cerro.
Ataque sin sentido
La destrucción de la cruz del cerro La Medialuna se suma a una lista de actos vandálicos contra monumentos y espacios verdes que son de todos los metanenses.
La plazoleta 13 de Junio, que recuerda la llegada del ferrocarril y la inauguración de la estación de trenes en 1886, quedó completamente arruinada por pintadas y daños que sufrió en los últimos meses.
El pintoresco espacio verde se encuentra en la intersección de las vías con la calle General Gemes, a media cuadra del centro de la ciudad, en el sector oeste de Metán.
Al parecer, jóvenes desaprensivos pintaron con aerosoles en todas las paredes de la plazoleta. También arruinaron con grafitis las placas recordatorias y los pilares de las farolas, la mayoría de las cuales fueron destruidas.
En otro hecho inexplicable, recientemente, los delincuentes destrozaron el monumento que recuerda al expresidente Hipólito Yrigoyen, por lo que la Municipalidad radicó una denuncia para que sean identificados los autores del daño.
La estructura es de yeso y se halla en una plazoleta del macrocentro. El busto de Yrigoyen fue golpeado con dureza con algún elemento contundente que lo partió a la mitad y presenta una gran rajadura. Además, tiene un gran orificio en la oreja izquierda y otro en la cabeza, lo que demuestra la saña y violencia con que actuaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora