Una mujer de 41 años alertó a los policías del robo de un celular a su hijo de 17 años. El hecho se produjo en el Centro de Convenciones, cerca de las 22 del domingo. Cuando el joven salía del lugar, en medio de mucha gente, una mujer le arrebato el teléfono, un Samsung Galaxy G2 y realizó un pasamanos con otras personas en cuestión de segundos. De inmediato llamaron a los efectivos que detuvieron a cinco personas, tres hombres y dos mujeres.
Tras ser requisados, ninguno tenía el celular. Quedaron a disposición de la Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora