Nueve penitenciarios fueron detenidos en el marco de la causa por el crimen de Nelson Cardozo (21), un preso que apareció ahorcado en la Unidad Penal 1 de Jujuy en diciembre pasado y que pretendieron hacer pasar como un suicidio, informaron fuentes judiciales.
El fiscal Aldo Lozano aseguró que las detenciones de los nueve penitenciarios, entre ellos el subjefe que estaba al frente de ese organismo en el momento del crimen del preso, se concretaron hoy y se suman a la de dos hermanos presos de la misma dependencia, que se cree que fueron los autores materiales del homicidio de Cardozo.
Después de aquel hecho, que intentó ser ocultado por la cúpula penitenciaria, las investigaciones judiciales avanzaron con medidas probatorias, pericias y toma de testimoniales que ayudaron a dilucidar el homicidio del preso.
El fiscal Lozano confirmó que entre los detenidos está el subjefe penitenciario, llamado Diego Ruiz, y los dos hermanos presos de apellido Brizuela.
Los Brizuela están imputados de "homicidio simple en coautoría", mientras que los penitenciarios están acusados de "homicidio simple como partícipes secundarios".
Lozano señaló que la orden de detención había sido solicitada por el fiscal Gustavo Araya al juez Isidoro Cruz en el transcurso de la semana pasada, y recién se concretó en las primeras horas de hoy.
"No fue necesario ningún operativo para las detenciones ya que voluntariamente los involucrados en la causa se presentaron en la sede de la Brigada de Investigaciones de Jujuy, donde fueron notificados de la acusación y quedaron detenidos", explicó Lozano.
Añadió que mañana designarán sus abogados defensores y se les hará conocer causa de imputación, derechos y garantías constitucionales.
El asesinato de Cardozo, de 21 años, intentó ser ocultado por las autoridades penitenciarias, quienes emitieron ese día un comunicado dando cuenta que el interno "se habría quitado la vida en el interior de su celda".
El fiscal Araya puso en duda la hipótesis y ordenó una profunda investigación por las irregularidades encontradas.
Cardozo estaba alojado en el penal del barrio Gorriti, en calidad de procesado por homicidio calificado por un episodio ocurrido en 2014.
Tras conocerse la noticia de su fallecimiento, sus familiares y amigos se presentaron en las afueras del penal reclamando información oficial del hecho, al tiempo que se producía un amotinamiento de presos que causó alrededor de 40 heridos aunque ninguno de gravedad.
El fiscal solicitó a las autoridades del penal que informen la cantidad de presos que tenía el pabellón donde había muerto el Cardozo y la declaración de varios de los detenidos.
La autopsia reveló que no se trató de un suicidio sino que la muerte fue a causa de "un estrangulamiento manual" y "traumatismos en el tórax".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...