El oriundo de Marruecos de 26 años fue detenido en un hotel de lujo en Antalya, una ciudad en la costa sur del país, ubicada en el distrito de Manavgat. Justamente, allí se realizó el 15 y 16 de noviembre la cumbre del G20 que congregó a presidentes y jefes de Estado.
Según informó la agencia de noticias local Dogan, el hombre que contaba con la nacionalidad belga habría sido uno de los terroristas involucrados del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en los atentados perpetrados en París que dejaron al menos 132 víctimas fatales.
Equipos de seguridad de la Dirección de Lucha contra el Terror siguieron los pasos de Dahmani desde el pasado 16 de noviembre.
La supuesta tarea de la persona que formaría parte del movimiento extremista fue explorar los lugares que luego serían atacados por los yihadistas suicidas.
Embed
Otros dos hombres, ambos de origen sirio, identificados como Mohammed Verd y Ahmet Tahir también fueron detenidos en una carretera cercana bajo la sospecha que fueron enviados por el ISIS para garantizar el paso seguro de Dahmani a través de la frontera y estaban intentado escapar hacia Siria. Las tres personas fueron llevadas ante la Corte y se encuentran en prisión.
Según el diario Hurriyet, antes del inicio de la cumbre del G20 la Policía de Turquía encontró los planes en contra la reunión de los líderes mundiales en el ordenador de Yunus Durmaz, considerado uno de los cerebros detrás del atentado de Ankara que causó la muerte de 102 personas.
Las fuerzas de seguridad también encontraron en la vivienda de Durmaz en Gaziantep, una ciudad cercana a la frontera siria, un depósito de armas con seis fusiles AK-47, una pistola, 22 granadas de mano y numerosa munición.
La documentación interceptada revela también que los yihadistas habían designado 26 objetivos en 18 provincias turcas, entre los que se incluía a la comunidad judía y a la alauita, así como a grupos turcos de izquierda.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 12 meses

Es de desear que en Turquía les den su merecido descanso bajo tierra en breve a estos reverendos H de P


Se está leyendo ahora