Un hombre sindicado como autor material del crimen del futbolista de Nueva Chicago Rodrigo Espíndola, ocurrido el pasado miércoles en la localidad bonaerense de Monte Grande, fue detenido esta madrugada en la zona de Punta Lara, por lo que ya son dos los sospechosos arrestados por el hecho. El último de los detenidos fue aprehendido durante un operativo policial realizado en la localidad de Punta Lara, informaron fuentes policiales a Noticias Argentinas. El hombre, que se sospecha habría realizado los disparos que terminaron con la vida del futbolista, fue identificado como Pablo Campos, de 32 años. Campos es sindicato también como el hombre que conducía el Ford K, uno de los dos autos utilizados en el sangriento asalto en el que se cometió el crimen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora