Jóvenes que integraban una banda dedicada al robo de motocicletas y afines fueron detenidos el fin de semana pasado en Rosario de Lerma. Sobre la ruta provincial 36 se originó una espectacular persecución policial, en la zona conocida como La Florida. Según fuentes policiales, luego de ser robados los vehículos eran desarmados y sus repuestos distribuidos en distintos aguantaderos de Salta capital.
Los tres muchachos primero abandonaron una moto Corven de 200 cc en medio de unos yuyales contiguos al camino que conecta a Rosario de Lerma con la ruta nacional 68, camino a El Carril. Al percatarse que tenían a la policía en medio de la ruta huyeron raudamente en un cuatricíclo por un camino rural cercano a la ruta, pero un móvil del 911 terminó alcanzándolos.
No opusieron resistencia y se entregaron mansos ante los uniformados. Mientras tanto, con los datos de los detectives del sector 28 de Investigaciones se dirigieron al domicilio de uno de los detenidos, en el barrio San Jorge de Rosario de Lerma. Allí encontraron otra moto que había sido sustraída días anteriores. Estaba desarmada y algunas de sus piezas estaban cuidadosamente embaladas en bolsas para ser enviadas a un comprador de la capital salteña, que reducía a bajo costo las piezas de las motos robadas.
Según los datos aportados por una fuente policial a El Tribuno, los tres muchachos, dos menores, uno de 15 conocido como Cartucho, y otro de 17 años, alias Nahuelito, más un mayor de edad de 22 años identificado como Isaías "Pica" Díaz, se dedicaban al hurto de este tipo de rodados, casi nuevos. Los tres residen en San Jorge.
Apenas los detectives vieron que los tres jóvenes se desplazaban en un cuatricíclo que habían robado a los propietarios de una carnicera céntrica de Rosario de Lerma, se originó la persecución y posterior captura. Además de los investigadores del sector 82, intervinieron la subcomisaria de San Jorge y personal del 911.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora