Una vecina de Orán subió, días atrás, a un colectivo de larga distancia en la terminal de la ciudad de La Rioja. Emprendía, así, su regreso a casa. Al llegar a suelo tucumano, subieron dos mujeres que a pocos kilómetros de retomar el viaje, comenzaron a darle charla.
Los kilómetros pasaban y la conversación seguía su ritmo hasta que una de las recién subidas le ofreció caramelos y un café. La vecina de Orán aceptó y a los pocos minutos se durmió.
Su sorpresa fue que al llegar a la terminal de Orán, se despertó pero ya no tenía en su poder varios objetos ni el dinero que tenía en su cartera. De inmediato, denunció el robo en sede policial y se inició una intensa investigación para dar con las dos mujeres que conoció en el viaje. En un trabajo coordinado entre las Brigadas de Investigaciones de Orán y de Tucumán lograron dar con la "dormidora", de 55 años, a quien le secuestraron en su casa pasajes de La Rioja a Orán, pastillas para dormir, ropa que usó en el viaje, entre otros objetos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora