La investigación penal, según lo informado por la Fiscalía, comenzó a partir de la denuncia de la madre de una menor de 13 años, quien relató que el 19 de agosto, al término de la segunda sesión con el curandero José Alejandro Vázquez, su hija, quien tenía problemas para expresarse, le pidió que no la volviera a enviar, ya que fue objeto de abuso sexual por parte del brujo.
La menor contó que en la segunda sesión, Vázquez, tras despachar a la madre para poder sanar a su hija a solas, comenzó a besarla y que luego manoseó sus partes íntimas. La menor contó en la segunda sesión, Vázquez, tras despachar a la madre para poder sanar a su hija a solas, comenzó a besarla y que luego manoseó sus partes íntimas.
Después de someterla, el curandero le dijo que no dijera nada y que en la próxima visita le iba a dar dinero.
Al radicar la denuncia, la madre explicó que Vázquez, al pedirle que se retirara, le dijo que sólo le iba a tomar las tablas de multiplicar, por lo que no sospechó nada extraño, sin embargo, al escuchar el relato de su hija decidió regresar para reclamarle al curandero su actitud.
Vázquez, según la mujer, negó la acusación y le devolvió la suma de 500 pesos, dinero que había cobrado por curar a la menor.

Otra denuncia de una joven

La segunda denunciante fue una adolescente que contó que el mismo 19 de agosto, su madre la llevó a la casa de Vázquez a fin de que la sanara de los nervios.
La joven relató que el curandero la hizo recostar en una camilla, donde comenzó a masajearle la espalda con un aceite, tras lo cual le desprendió la ropa interior y abusó de ella con tocamientos impúdicos, tras lo cual le propuso a la menor viajar juntos a la capital salteña. La joven relató que en su caso, el curandero la hizo recostar en una camilla, donde comenzó a masajearle la espalda con un aceite, tras lo cual le desprendió la ropa interior y abuso de la misma con tocamientos impúdicos, tras lo cual le propuso a la menor viajar juntos a la capital salteña.
Al abandonar la casa de Vázquez, la menor reveló lo sucedido a su madre, quien, al igual que el caso anterior, radicó la correspondiente denuncia en contra del curandero.
Al tomar intervención, el fiscal Torres Rubelt, solicitó al juzgado de Garantías 1, a cargo de la jueza Ada Zunino, la detención del acusado.
La medida fue avalada por la magistrada, por lo que la Policía se presentó en el domicilio del curandero a fin de detenerlo. Vázquez se desmayó y adujo graves problemas de salud. Ante ello, se dispuso el traslado a esta ciudad y su internación en el hospital Papa Francisco, donde permanece con custodia policial.
La fiscalía lleva adelante otras diligencias procesales en torno a la causa penal, que se formalizará hoy cuando Vázquez sea trasladado a la fiscalía penal de Rosario de Lerma para la imputación penal por los delitos de abuso sexual simple y gravemente ultrajante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Estrella López
Estrella López · Hace 3 meses

pero qué madres taradas!!! entregadoras- Entiendo que por ignorancia y pautas culturales puedan creer en esas prácticas, pero cómo van a dejar sola a su hija con un hombre??? una nena de 13 años, ¿Cómo se les ocurre?? Son unas irresponsables, taradas. Ellas tienen también el 50% de la culpa, por no cuidar a sus hijas. Esa es responsabilidad de los padres. Estos delitos sexuales ocurren por falta de cuidado de los padres.

Reynaldo Copa Copa
Reynaldo Copa Copa · Hace 3 meses

Que mi amigo Juan Tacacho no vaya a ver al brujo parace que es peligrosooooooo.-

· Hace 3 meses

como puede creer la gente en curanderos?. Y la respuesta es tan simple, como creerle a los políticos, todos les creen mientras nos rompen el or...a todos los argentinos


Se está leyendo ahora